Nuevo reclamo de soberanía con actos en todo el país

Ambito Nacional

En paralelo al acto central por el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de las Malvinas, que presidió Cristina de Kirchner en la localidad bonaerense de El Palomar, se desarrollaron distintas ceremonias en todo el país, en las cuales los gobernadores se mostraron alineados con la Presidente en el reclamo por la soberanía de las islas y el pedido de unión de los argentinos, en alusión al conflicto del gobierno nacional con el sector agropecuario.
No obstante, se destacaron en los actos locales ausencias como la del cordobés Juan Schiaretti y la del mandatario entrerriano Sergio Urribarri, abocados a intensas negociaciones con los ruralistas para destrabar la disputa del campo en sus territorios. Tampoco encabezaron las conmemoraciones en sus distritos dos radicales K: Miguel Saiz, de gira por Estados Unidos gestionando un crédito con el BID y el catamarqueño Eduardo Brizuela del Moral, quien se encuentra en Italia, en una cumbre sobre el aceite de oliva. En tanto, el bonaerense Daniel Scioli acompañó a la Presidente en el acto oficial en El Palomar.
En este marco, el gobernador de Chubut, Mario Das Neves, presidió ayer al mediodía en Rawson el acto de inauguración de lo que se anunció como «el primer Museo del Soldado de Malvinas en el país», encuentro en el que además se entregaron medallas a los ex conscriptos, que fueron consagrados como «héroes».
Das Neves enfatizó que «hay una tarea, que es malvinizar a la sociedad», y que «ésa es una misión de todos, un proceso cultural que tiende a contrarrestar el otro proceso, el de desmalvinización que sufrió la sociedad argentina después de la derrota».
La ceremonia fue cerrada con un concierto al aire libre que abrió León Gieco -cantó con guitarra y armónica «La memoria»-, tras lo cual siguieron Raúl Porchetto y Javier Calamaro, entre otros artistas.

 Recuerdo en el Sur

En tanto, el vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, se trasladó hasta Ushuaia, tierra de la arista Fabiana Ríos. Allí comenzó su discurso recordando al capitán de corbeta Pedro Giachino, mendocino como él, quien murió en el desembarco de abril de 1982. En Mar del Plata, en sintonía se realizó una ceremonia en el cementerio donde se encuentra un monumento a ese capitán. Allí se descubrió un busto y se entregaron ofrendas florales, con la presencia del intendente Gustavo Pulti, autoridades de las tres Fuerzas Armadas y familiares del militar, entre otros invitados. En tanto, se registraron incidentes mientras se escuchaba el discurso de un veterano que no estaba de acuerdo con que se otorguen los mismos beneficios a los que participaron del combate y los que no. En ese momento hubo forcejeros y trompadas entre los ex soldados, pero sin que el hecho pase a mayores.
El gobernador chaqueño, Jorge Capitanich, por su parte, también homenajeó a los caídos y ex combatientes de Malvinas durante el acto realizado en la ciudad de Villa Angela, 250 kilómetros al sudoeste de la capital chaqueña. También anunció la firma de un decreto para trabajar «palmo a palmo» con los ex combatientes para «mejorar la atención de muchos de ellos, que fueron excluidos durante tanto tiempo».
En Jujuy, cuatro ex combatientes fueron distinguidos con una medalla en el acto que se llevó a cabo en el atrio de la Catedral de la capital provincial. El vicegobernador, Pedro Segura, y el jefe de la Guarnición Militar Jujuy, Martín Deimundo, presidieron el acto y el posterior desfile sobre calle San Martín, frente a Casa de Gobierno.
El gobierno de Río Negro, en tanto, conmemoró la fecha con una ceremonia en Viedma, a la que asistieron 32 ex combatientes de Malvinas, radicados en distintos puntos de la provincia.

Dejá tu comentario