Polémica por peajes en puentes fronterizos

Ambito Nacional

Neuquén (de nuestra agencia) - En medio de una fuerte polémica con la oposición política e incluso con legisladores de su propio partido, el gobernador Jorge Sapag defendió su decisión de avalar un acuerdo empresarial de transferencia de la concesión del peaje de la Ruta Provincial 7.

El mandatario neuquino respondió a un cuestionamiento de los diputados del Movimiento Popular Neuquino y de otros bloques, al sostener que está abierto a recibir propuestas mejores que la solución adoptada pero que, por el momento, se mantendrá la nueva concesión, desde donde se apuesta a una suba del peaje del 250%.

En paralelo, fracasó el pasado viernes un pronunciamiento conjunto de los intendentes nucleados en la Asociación de Municipios del Valle y la Confluencia debido a las fuertes diferencias que existen entre ellos por la extensión de la concesión de la Ruta Provincial 7, vía de salida hacia Río Negro y La Pampa, y la posible rescisión del contrato a la empresa que explota el peaje del puente ferrocarretero que comunica a Neuquén con el Alto Valle rionegrino, el resto de esa provincia y la de Buenos Aires.

Sapag les pidió a los diputados provinciales que se tengan en cuenta las cláusulas contractuales que podrían derivar en costosos juicios para la provincia, el mantenimiento de las fuentes laborales, la seguridad vial y la posibilidad de que el Estado neuquino recupere una deuda de 23 millones que la empresa Caminos del Comahue mantiene con el Gobierno por la explotación de la Ruta 7.

Debido a la fuerte deuda contraída y la imposibilidad de continuar haciendo frente a los compromisos, esta empresa transfirió el pasivo y el contrato de explotación a una nueva compañía denominada Corredores del Valle, que debía hacerse cargo del peaje mediante una inversión inicial de 3 millones de pesos.

Este procedimiento -avalado por el Gobierno provincial- provocó reacciones en los partidos políticos opositores -como UNE, PJ y Libres del Sur- y del oficialista MPN, que llegaron a cuestionar la composición del directorio de la última de las empresas mencionadas y su intención de incrementar el valor de la tarifa en un 250 por ciento.

El mandatario les aclaró a los legisladores que para los habitantes de Centenario y Vista Alegre -ciudades cercanas al peaje- se mantendrá la tarifa y los desafió a buscar alternativas superadoras junto a trabajadores, concejales e intendentes de la región.

Dejá tu comentario