Ambito Nacional

Córdoba, con subas promedio de 65% en el Inmobiliario Rural y de 42% en el Urbano

El proyecto de presupuesto provincial 2020 del gobierno del peronista Juan Schiaretti se enmarca en el contexto de "19 meses consecutivos" de crisis económica nacional. Foco en fuerte simplificación impositiva y baja en Ingresos Brutos, en línea con el Pacto de Consenso Fiscal sellado en 2017 con Nación.

El ministro de Finanzas de Córdoba, Osvaldo Giordano, presentó en la Legislatura el proyecto de Presupuesto provincial 2020 -con su Ley Impositiva y el Código Tributario-, que incluye una fuerte apuesta a la simplificación de tasas, bajas en Ingresos Brutos (como se acordó en el Pacto de Consenso Fiscal con Nación) y subas promedio del 65% en el Inmobiliario Rural y del 42% en el Inmobiliario Urbano.

El plan de gastos, que regirá el primer año del segundo mandato consecutivo del reelecto gobernador peronista Juan Schiaretti, apuesta a criterios de austeridad en el contexto de “19 meses consecutivos de crisis a nivel nacional”, con ingresos y gastos del orden de los $ 253 mil millones, por debajo de los $ 269 mil millones de 2019.

“Es un presupuesto armado en un contexto de crisis económica nacional y de gran incertidumbre, porque no conocemos la estrategia del próximo Gobierno”, aseguró Giordano a Ambito Financiero, en relación a la asunción en diciembre de Alberto Fernández en la Casa Rosada.

Bajo esa mirada, remarcó que “la meta es cuidar a los cordobeses, sobre todo los que más sufren”, con eje en “mejorar la administración de recursos propios y, por el lado del gasto, mantener la austeridad y priorizar el gasto asistencial, procurando dejar un margen de ahorro para la obra pública”.

Embed

“Debemos prever un año próximo con menos recursos que los de 2019”, destacó el ministro durante la presentación, en sintonía con el retroceso de los ingresos ligados a la actividad económica. En esa línea, se prevé una inversión de $ 41 mil millones para 2020 (menos de los $ 49 mil millones de 2019), que se cubrirá con $ 12 mil millones de ahorro disponible y hasta $ 29 mil millones de endeudamiento.

“Hay un cuidado en los gastos y eso permite conservar capacidad de ahorro y seguir con inversiones, aunque con un ritmo menor al del año anterior”, explicó Giordano durante su presentación. Y enfatizó que “Córdoba puede hacer frente al compromiso con sus acreedores y seguir con su capacidad de ahorro”. “Con este esquema flexible tenemos la posibilidad de seguir creciendo”, remarcó.

Además hizo hincapié en el esfuerzo por “mejorar los ingresos fiscales mediante procesos de unificación impositiva”. En esa línea, el paquete económico pone el foco en la simplificación del cobro de Ingresos Brutos y en la unificación de gravámenes percibidos por los niveles nacional, provincial y municipal.

Como en la presentación hace un año del proyecto de presupuesto cordobés 2019, no faltaron los caramelos Sugus de colores como parte de la exposición, pero ya no representando proporciones de recursos en frascos sino como parte de la gráfica de las láminas.

El detalle del paquete de proyectos económicos que discutirá la Legislatura incluye:

* IMPUESTO INMOBILIARIO URBANO: Con aumentos promedio -según lo asegurado desde despachos provinciales- del orden del 42%, de la mano de una segmentación en función de la capacidad contributiva de los propietarios el 67% de los inmuebles tendrá una suba del 41% (con tope mensual de $ 300), mientras que en el 30% de las viviendas será del 44% (con tope de $ 1.500) y en el 2,5%, del 58% (con techo de $ 2.500). En tanto, el 0,2% de los inmuebles (con valuación fiscal de más de $ 50 millones) recibirá una suba del 93%. En tanto, continuarán las exenciones para sectores vulnerables, lo que alcanza a 105 mil personas (9% del padrón).

* IMPUESTO INMOBILIARIO RURAL: En función de la extensión y la valuación del predio y con un aumento promedio del 65% -afirman-, los incrementos van desde el 46% (el 67% de los inmuebles rurales, con tope de $ 1.000 mensuales) y al 77% (el 5% de los inmuebles,sin tope). Giordano remarcó que cerca del 60% del total de las imposiciones sobre los inmuebles rurales pasará a engrosar el Fideicomiso para el Desarrollo Agropecuario, un fondo con recursos administrados de manera independiente y con destino a infraestructura productiva.

* IMPUESTO URBANO BALDÍO: las subas irán desde el 31% (para el 30% de los casos) hasta el 327% (el 0,3% de los casos, los de mayor valuación fiscal).

* INGRESOS BRUTOS: El paquete avanza en la profundización del proceso de reducción y simplificación de alícuotas acordado en el Pacto de Consenso Fiscal que las provincias sellaron con Mauricio Macri en noviembre de 2017 (con la construcción y los sectores financiero e industrial como los más alcanzados por las nuevas rebajas en Córdoba en 2020). Y lleva las 80 alícuotas vigentes en 2019 a sólo 20 en 2020.

* SIMPLIFICACIÓN IMPOSITIVA: El proyecto alienta la creación de un registro único tributario para el entrecruzamiento de información de contribuyentes de IVA e Ingresos Brutos y la puesta en marcha hacia marzo de 2020 de la unificación de los cobros de IVA, II.BB. y tasas municipales, lo que representará un ingreso adicional de $ 50 millones de pesos. Además incluye la citada -y marcada- reducción del número de alícuotas de Ingresos Brutos.

* COPARTICIPACIÓN MUNICIPAL: Con el objetivo de blindar a los municipios en el marco de la crisis nacional, el proyecto incluye el incremento de la masa de distribución automática, para lo cual se eliminarán en 2020 fondos que hoy se cobran junto con Ingresos Brutos y el Inmobiliario Rural.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario