Sin acuerdo con bonistas, Kicillof paga deuda por u$s250 M y esquiva el default

Ambito Nacional

El fondo Fidelity, que representa al 25% de los acreedores, no aceptó la propuesta de diferimiento ofrecida por la provincia.

Axel Kicillof tomó ayer una medida sensata: sin el respaldo del fondo Fidelity, el principal acreedor del bono BP21, decidió finalmente pagar con recursos de la provincia el vencimiento de capital de 250 millones de dólares que había intentado diferir al 1 de mayo. En paralelo, anunció que iniciará la reestructuración de la deuda global en divisa extranjera que agobia las finanzas del mayor distrito del país. Sólo este año operan vencimientos por cerca de 3.100 millones de dólares.

De esta manera, Buenos Aires eludió el peor escenario. La posibilidad de declarar el default hubiera complicado la credibilidad no sólo de la administración de Kicillof, sino la de Alberto Fernández, justo cuando la Nación encara también el decisivo proceso de renegociación de la deuda soberana con acreedores privados y con el FMI.

La decisión de liquidar el total del vencimiento fue un asunto resuelto contra reloj, al filo del plazo -el último- fijado por la provincia en su intento por lograr el 75% de adhesión (reunió sólo el 50%) a su propuesta de diferimiento.

El ofrecimiento consistía en pagar el 30% del capital que vencía el 26 de enero -aproximadamente 75 millones de dólares- y dentro de los 5 días hábiles de efectivizada la enmienda, los intereses que devengue el capital postergado al 1 de mayo -aproximadamente 5 millones de dólares-, prorrogando hasta esa fecha el pago del restante del 70% del capital.

Deuda Provincia

Ayer, en conferencia de prensa en la Casa de Gobierno de La Plata, Kicillof explicó que el fondo Fidelity “ofrecía cobrar todo, pero en cuotas”. “Y eso no constituye una solución para la provincia de Buenos Aires. Era sólo una cuestión financiera. No servía. Se lo explicamos, se lo dijimos, que necesitábamos de buena fe que nos acompañaran. No podemos saber si era su situación o no precipitar un default. No tenemos esa capacidad de saber cuál era su voluntad. Hasta últimos momento estuvimos esperando”, lamentó.

Acompañado por su ministro de Economía, Pablo López, el gobernador volvió a cargar contra la gestión de su antecesora, María Eugenia Vidal, por el nivel de deuda adquirida. Detalló que “la deuda en pesos se multiplicó por cinco entre 2015 y 2019, cuando se emitieron u$s5.000 M, el doble que en los ocho años anteriores, de los cuales el 94% vence entre 2020 y 2023”.

Kicillof precisó que este año vencen $220.000 millones de deuda “íntegramente producida por la etapa anterior”, lo que demandaría destinar el 15% de los fondos de la provincia.

Además, puntualizó que, de los pagos mensuales, sobresalen los de julio, por $25.000 millones, y de noviembre, por $30.000 millones.

“Nos mueve defender a los bonaerenses. Dejaron tierra arrasada y vamos a trabajar para que los efectos golpeen del menor modo posible a los habitantes”, afirmó el gobernador, quien agradeció al ministro de Economía, Martín Guzmán, por participar de la coordinación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario