Con poco margen, provincias esperan decreto de Alberto para restringir reuniones sociales

Ambito Nacional

Gobernadores esperan conocer letra chica de la norma para avanzar en cada distrito. Algunos mandatarios adherían ayer mismo, mientras que otros aguardaban precisiones.

Las declaraciones de la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, al confirmar que el Presidente firmará hoy un decreto para restringir las reuniones sociales en todo el país por quince días ante el aumento de contagios puso en alerta a los gobiernos provinciales, que analizaban la forma de adecuarse a la normativa nacional, con anuncios que transcurrirán desde esta noche sobre las nuevas restricciones.

Para los mandatarios, la medida de Alberto Fernández, aún si les dejara margen de decisión como ha ocurrido hasta ahora, los pone ante la necesidad de acoplarse. “Con la suba de casos, por más potestad que tengamos, es una pelota mojada que nos deja Nación. Tenemos que alinearnos sí o sí”, dijeron a Ámbito Financiero desde una administración provincial.

En otros casos, el decreto será un alivio. “Nos viene bien, porque es necesiario y evitamos que las quejas por la marcha atrás sean contra el gobierno provincial”, reconocieron en otro distrito a este medio.

“El riesgo aumenta en las reuniones sociales, tanto en los lugares donde está autorizado hacerlas, como donde no está autorizado y se realizan igual”, apuntó Vizzotti y explicó que en esas circunstancias suelen distenderse los cuidados, como el uso de tapabocas, el lavado de manos, mantener los ambientes ventilados o los dos metros de distancia.

Contrarreloj

Al cierre de esta edición, un puñado de gobernadores realizaba sus respectivos anuncios. El tucumano Juan Manzur y el fueguino Gustavo Melella preparaban sus discursos para adherirse al freno a las reuniones sociales.

En el caso de Tierra del Fuego, la situación se había complicado hasta que el viernes se fijó un retorno a Fase 1 para Río Grande, la ciudad con más habitantes de la provincia. Y ahora Melella extenderá prohibiciones a reuniones sociales para las otras dos localidades: Ushuaia y Tolhuin.

También Manzur comunicaría a los tucumanos el cese de los encuentros sociales.

Otros mandatarios esperaban a mañana. Por ejemplo, está prevista la reunión del Comité de Crisis de San Luis que encabeza Alberto Rodríguez Saá para analizar nuevas medidas. Lo propio hará el mendocino Rodolfo Suarez, quien planea llevar más allá las restricciones: además de las reuniones sociales, prohibir la práctica de deportes de cercanía, acotar el turismo interno y una vuelta atrás con la apertura de bares y restaurantes que rige en el distrito.

En las provincias, de todos modos, aguardan mayores precisiones sobre el decreto presidencial, y recién entonces establecerían las réplicas locales de la determinación de la Casa Rosada. El caso testigo es Jujuy, donde en los inicios de la pandemia a raíz de los pocos contagios la administración de Gerardo Morales avanzó en la flexibilización del turismo, deportes, reuniones y actividades económicas, pero el Covid obligó a volver sobre sus pasos con el sistema sanitario saturado (ver aparte).

En ese sentido, la disposición no cambia en buena parte de los distritos, donde nunca se habilitaron las reuniones sociales (sí las familiares los fines de semana) como Formosa, Entre Ríos o Córdoba. En otros casos, hubo retrocesos, como en La Pampa, donde las principales ciudades volvieron a Fase 1, o Salta, donde tras una apertura amplia, las reuniones de amigos se restringieron hace una semana y hoy sólo se permiten los encuentros familiares los fines de semana.

En Catamarca, por caso, que se mantuvo en estado de alerta aún cuando no tenía casos activos, el gobierno de Raúl Jalil comenzará a definir hoy los pasos a seguir, aunque todo apunta a que habrá una adhesión al decreto presidencial. Desde Santa Fe recordaron que en Rosario ya estaban suspendidas las reuniones sociales y que seguramente hoy “el gobernador Omar Perotti firmará un decreto para que también queden sin efecto en el resto de la provincia”.

En otras provincias la decisión dependerá de los márgenes que deje el decreto, ya que la situación es menos comprometida. Por ejemplo, en San Juan, el distrito con menos casos (apenas 20), donde no hay circulación interna y avanzan hacia una nueva normalidad. O en provincias donde la situación varía internamente. Un ejemplo: Neuquén. Allí están prohibidas las reuniones sociales en la capital, Plottier y Centenario, pero en el resto de la provincia “casi no hay contagios”, mencionaron. Inclusive, para el conglomerado urbano en torno a la capital provincial regirá desde mañana una ampliación del horario comercial y de prácticas de deportes, decidió el gobernador Omar Gutiérrez.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario