Precios empujan a mandatarios a reforzar subas salariales

Ambito Nacional

Tras un sonoro operativo clamor de todo el arco gremial frente a la trepada de la inflación y el cachetazo del 6,7% de marzo, los gobernadores ya avanzan en un retoque y refuerzo de los aún calientes acuerdos salariales sellados en el primer tramo del año, en pos de hacer frente a la dura erosión sobre el poder adquisitivo de los sueldos.

Ayer dos casos testigo se vivieron, aunque con distintos grados de concreción, en las provincias de Córdoba y Buenos Aires.

En tierra cordobesa, la administración del peronista Juan Schiaretti anunció el adelanto a mayo del incremento del 10% para estatales previsto originariamente para julio, para alcanzar una suba del 30% en el semestre (febrero-julio).

Schiaretti además otorgará a los docentes, a partir de este mes, “un aumento mensual de $ 5.000 por cargo y por cada 15 horas cátedra, como complemento del Fondo Nacional de Incentivo Docente y en reconocimiento a su labor en el regreso presencial a las aulas tras dos años de pandemia”.

“Así se asegura que los incrementos salariales se mantengan por encima de la inflación esperada”, aseguraron desde despachos locales, donde tienen previsto retomar en agosto las negociaciones para el segundo semestre del año.

En paralelo, el Gobierno de Axel Kicillof activó ayer un anticipado proceso de “monitoreo” de los salarios, con sendas reuniones con gremios estatales y docentes.

Los dirigentes pidieron mecanismos como el adelantamiento de cuotas o, en el caso de los maestros, el “urgente cumplimiento de la acordada cláusula de seguimiento y recuperación, para ejecutar en la próxima liquidación”.

En las citas -de carácter virtual, y con la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, a la cabeza-la administración bonaerense tomó nota y quedó en dar una respuesta.

El primer turno fue cerca de las 10, con los gremios que aglutinan a los trabajadores de la administración central (Ley 10.430).

“Pedimos el adelantamiento de las cuotas, que se cumpla con pases a planta permanente y algunas cosas más de mesas sectoriales que nos estaban debiendo”, dijo a DIB el secretario gremial local de UPCN, Diego Retola. “Se comprometieron a que la semana que viene nos van a dar una respuesta a los planteos”, aseguró a Radio Provincia el secretario adjunto de Fegeppba, Miguel Zubieta.

A las 14 fue el momento de los maestros. “Es necesario que se tome como referencia la inflación en alimentos, ya que los y las docentes gastan gran parte de sus ingresos en cubrir la canasta alimentaria”, planteó el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), que integran Suteba, Feb, Udocba, Sadop y Amet.

En sintonía, la rionegrina Arabela Carreras anticipó para el próximo viernes la revisión salarial prevista en rigor para junio.

Por su parte, el domingo el radical correntino Gustavo Valdés anunció un aumento del 10% en mayo en los sueldos estatales. “Lo tuvimos que hacer por fuera de lo acordado porque la inflación nos obliga a tomar medidas para proteger el poder adquisitivo de los trabajadores”, remarcó.

Con todo, no hay uniformidad entre los mandatarios. Por caso, el ucerreísta mendocino Rodolfo Suarez salió a asegurar esta semana que a priori no está entre sus planes anticipar una reapertura paritaria, prevista para septiembre. Fue luego de que se le instalara el domingo una protesta multigremial frente a la Legislatura, en oportunidad de la apertura de sesiones ordinarias.

Dejá tu comentario