Salta apura reforma política para eliminar las PASO del año próximo

Ambito Nacional

Proyecto ingresado en Senado provincial cuenta con aval de bloques mayoritarios, incluido oficialismo del gobernador Sáenz. Prevé ahorro de $800 millones.

La discusión sobre utilidad de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que comenzó a nivel nacional en la previa de las elecciones del año pasado empieza a tomar forma en las provincias con vistas a 2021. Y, en ese sentido, la legislatura salteña comenzará a analizar esta semana en comisiones un proyecto ingresado por el Senado local que cuenta con adhesiones de los bloques mayoritirios y que avanza para eliminar las primarias a partir de las próximas elecciones de medio término que ya aparecen en el horizonte.

La iniciativa fue elaborada por el senador provincial Jorge Soto y tiene aval del oficialismo del gobernador Gustavo Sáenz y también del amplio abanico del PJ provincial, atomizado en un puñado de bloques, incluido el kirchnerista Partido de la Victoria.

La presión sobre las cuentas de la pandemia, que no tiene un final certero a la vista en el corto plazo, es un impulso adicional para un proyecto que trasciende el contexto del coronavirus. El final de las PASO locales le permitiría al Estado salteño ahorrar alrededor de $800 millones.

En diálogo con Ámbito, el senador Soto explicó: “A través de esto buscamos derogar la primera parte del articulado de ley 7.697; la idea es que sean los propios partidos o frentes electorales los que establezcan sus candidatos para las generales de acuerdo a sus cartas orgánicas”. Soto agregó que también es una respuesta a la ciudadanía “que pide no ir a votar tantas veces” y una “reivindicació a los partidos políticos”. Asimismo, dijo que la intención es volcar ese ahorro electoral al sistema de salud y que es “importante que la discusión se dé en un año no electoral, como este”.

En concreto, el proyecto ya tomó estado parlamentario y ahora comenzará el debate en comisiones, con la intención de iniciar rondas de consultas entre los actores ligados al proceso electoral, incluidos, por supuesto, representates del Poder Ejecutivo provincial que comanda Sáenz.

Salta, además, tuvo en 2019 doble desdoblamiento (valga la redundancia): además de haber separado las fechas de las elecciones provincial y nacional, también se utilizó diferente sistema de votación: los cargos nacionales con boleta impresa y los locales con boleta electrónica.

Consultado sobre este punto, el senador aclaró que el proyecto no se extiende sobre ninguna de las dos cuestiones, aunque la letra podría ser modificada tras la ronda de consultas.

“Puede ser ampliado, si bien el proyecto no habla de cargos nacionales, eso no implica que se pueda incorporar otras cuestiones, como la continuidad del voto electrónico o la unificación de los comicios”, concluyó Soto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario