Alertan por crisis terminal de la excurtiembre Yoma en La Rioja

Ambito Nacional

"Estamos abordando un acuerdo con algunos sectores del esquema productivo del país. Queremos mandarles un mensaje esperanzador a los trabajadores de la curtiembre", manifestó el gobernador Ricardo Quintela. Según denunció el Sindicato de Empleados Curtidores y Afines, los brasileños "prácticamente han abandonado la empresa".

El Gobierno de La Rioja expresó su preocupación por la situación de los trabajadores de la curtiembre Curtume CBR, de capitales brasileños, que transita por una delicada situación que se profundiza con el paso de los meses y que amenaza con dejar sin empleo a 800 personas.

“Estamos abordando un acuerdo con algunos sectores del esquema productivo del país. Queremos mandarles un mensaje esperanzador a los trabajadores de la curtiembre”, manifestó el gobernador Ricardo Quintela en relación con el riesgo de quiebra que enfrenta la empresa localizada en la localidad de Nonogasta y que años atrás formó parte del grupo Yoma.

En esa línea, el ministro de Trabajo, Empleo e Industria provincial, Federico Bazán detalló: “Esperamos que en el corto plazo se puedan dar resultados importantes. Hemos avanzado mucho y tenemos expectativas positivas de que se avanzar”.

“Es una situación compleja en la que venimos trabajando desde el primer día. No sólo en el acompañamiento que hace el gobierno provincial a los trabajadores, para no desampararlos. Nosotros priorizamos la gente y las fuentes de trabajo”, agregó Bazán.

Según denunció el Sindicato de Empleados Curtidores y Afines, los brasileños “prácticamente han abandonado la empresa” -que discontinuó su producción en marzo de 2020-, y se llevan los cueros crudos a Brasil para procesarlos y exportarlos desde allí.

Tras la quiebra del grupo Yoma en 2005, la curtiembre logró abrir sus puertas de la mano de capitales brasileños, pero al no poder sostener su producción de 5.500 cueros por día se limitó solo a obtener un crédito por parte del gobierno provincial para sostener las fuentes laborales. El gremio viene alertando de esta situación por medio de Federico Salazar, secretario general del sindicato. “La falta de certeza, con la continuidad del trabajo de parte Gilmar Harth, responsable de la empresa nos preocupa” , sostuvo en una entrevista en un medio local.

“La peor situación de la pandemia ya pasó pero no volvimos a la normalidad y esto nos preocupa porque las dos platas están totalmente paralizadas”, resaltan desde el sector más duro del gremio que espera se encuentre una solución desde el Gobierno provincial.

Dejá tu comentario