Traban exportación de senadores a gestión Scioli

Ambito Nacional

Buenos Aires - Los senadores provinciales bonaerenses que acepten ser promocionados al gabinete de Daniel Scioli deberán pagar el precio de renunciar antes a sus bancas, ya que no contarán de ahora en más con la posibilidad de pedir una licencia prolongada para asumir funciones ejecutivas.

Las nuevas reglas de juego -que traban el pase de senadores a la esfera del Ejecutivo y buscan asegurar al oficialismo la «propiedad» de los escaños- quedaron instaladas tras el cambio en el reglamento definido el pasado miércoles en la Cámara alta, que apunta a evitar postales incómodas delineadas en la historia reciente del Frente para la Victoria (FpV)-PJ.

«La idea es que no se repita el caso de (Emilio) Monzó, que desde el bloque del FpV en Diputados fue exportado al Ministerio de Asuntos Agrarios y luego volvió al recinto con perfil opositor», aseguraron fuentes legislativas a este diario, en referencia al otrora funcionario de Scioli que fue echado por orden de Néstor Kirchner debido a su actitud dialoguista con el agro.

Hoy Monzó integra el crítico bloque Buenos Aires Federal junto con Hugo Bilbao y deja con sus pataleos sin quórum propio al oficialismo en la Cámara baja.

De hecho, la iniciativa -que modificó el régimen de licencias- fue impulsada en el seno del bloque oficialista en el Senado.

La estrategia apunta también a impedir que los legisladores promovidos al gabinete impidan el ascenso formal y definitivo de sus sucesores, atados en otro tiempo a los vaivenes de los dueños de los escaños.

Desde ahora, en la Cámara alta habrá licencias «ordinarias o circunstanciales» -por hasta 15 días, y por mayoría de votos de los miembros presentes- y «especiales o extraordinarias», por hasta seis meses.

Pero la diferencia con el sistema que rigió hasta ahora radica en que esas ausencias no podrán ser autorizadas si se da el caso de que se incumpla con el artículo 72 de la Constitución bonaerense, que estipula que es incompatible mantener el cargo de legislador junto con el de «empleado a sueldo de la provincia o de la Nación» o de «miembro de los directorios de los establecimientos públicos de la provincia».

Los cambios pesarán, en paralelo, sobre senadores provinciales electos que hoy son funcionarios de Scioli, y que no podrán apelar al recurso de la licencia prolongada para continuar en el gabinete. Ese lote incluye a la ministra de Infraestructura, Cristina Álvarez Rodríguez, y al sucesor de Monzó en Asuntos Agrarios, Ariel Franetovich.

Dejá tu comentario