14 de junio 2024 - 09:26

Ford inauguró una planta de motores para la pickup Ranger

La nueva planta, ubicada en Pacheco, producirá en la misma línea los dos modernos impulsores turbodiésel.

La nueva fábrica de motores en Planta Pacheco tiene una capacidad instalada para producir 82.000 motores/año en dos turnos y fue desarrollada con la participación activa de los equipos de ingeniería de Argentina y Brasil. Su sistema inteligente de gestión de calidad utiliza más de 2000 sensores y 50 cámaras para monitorear motores y componentes a lo largo del proceso.

La nueva fábrica de motores en Planta Pacheco tiene una capacidad instalada para producir 82.000 motores/año en dos turnos y fue desarrollada con la participación activa de los equipos de ingeniería de Argentina y Brasil. Su sistema inteligente de gestión de calidad utiliza más de 2000 sensores y 50 cámaras para monitorear motores y componentes a lo largo del proceso.

La automotriz Ford realizó una remodelación completa en la de Planta Pacheco para el lanzamiento de la nueva Ranger en Argentina y la región.

Ahora, con la inauguración de la nueva planta de motores dentro del complejo industrial, se nacionaliza la producción de sus impulsores.

La integración vertical permite seguir avanzando en la calidad de la pick-up mediana que llegó para redefinir el segmento y elevar el estándar de la categoría.

La nueva planta producirá, en la misma línea, los dos modernos impulsores turbodiésel: el Lion 3.0L V6, de 250 CV y 600 Nm de torque, y el cuatro cilindros 2.0L Panther, con 170 CV y 405 Nm de torque, reconocido por su solidez y economía de combustible.

La planta de motores sigue el concepto de manufactura 4.0 ya adoptado en otras zonas de la fábrica, con un alto nivel de tecnología, automatización, conectividad y sustentabilidad. El amplio uso de la digitalización y el control inteligente de procesos contribuyen a garantizar la máxima calidad y eficiencia en la producción.

“La mejora continua de nuestros productos y nuestra competitividad es clave para el negocio de Ford en la región. Desde su lanzamiento, la Nueva Ranger ha mejorado en todos los indicadores. La calidad es un gran diferencial del producto, lo que impacta directamente en la satisfacción de nuestros clientes”, afirmó Martín Galdeano, presidente de Ford Argentina y Sudamérica.

Según el ejecutivo, a pesar de que se trata de un vehículo con 95% de piezas nuevas, la actual Ranger ya inició su producción con el mismo nivel de calidad que la generación anterior, plataforma que ha sido mejorada a lo largo de más de 10 años de mejora continua.

“Esto no tiene precedentes y, con la nacionalización de la producción de los motores, damos un paso más en este proceso de mejora constante”, destacó Galdeano.

El nivel de satisfacción del cliente del Ranger ha aumentado más de un 20% desde la llegada de la nueva generación. Si se compara con otras plantas de Ford en el mundo, Planta Pacheco se destaca en términos de calidad, con un índice un 28% mejor que el promedio global de reparaciones por cada mil vehículos producidos.

Esta evolución también ayuda a explicar el éxito comercial de la pick-up, que además de ganar los principales reconocimientos de la industria, duplicó su volumen de ventas en Sudamérica.

“En Argentina y Brasil, la Ranger fue la camioneta que más creció volumen de ventas durante 2023, con un aumento del 84% y 42,5%, respectivamente. Este año, hasta mayo, Ranger continúa creciendo en participación de mercado, alcanzando un 30%” afirma Sebastián Trotta, director de Ventas y Marketing de Ford Argentina.

La nueva fábrica de motores en Planta Pacheco tiene una capacidad instalada para producir 82.000 motores/año en dos turnos y fue desarrollada con la participación activa de los equipos de ingeniería de Argentina y Brasil. Su sistema inteligente de gestión de calidad utiliza más de 2000 sensores y 50 cámaras para monitorear motores y componentes a lo largo del proceso.

“Además de robots en operaciones críticas, utilizamos inteligencia artificial y sistemas de machine learning para garantizar una precisión altísima, capaz de detectar variaciones del 0,004% en el proceso”, afirma Kleber Fernandes, Director de Calidad de Ford Sudamérica. “Toda la operación se realiza de forma sostenible, utilizando energía 100% renovable y cero generación de residuos a vertedero”.

Las 129 estaciones de trabajo cuentan con control automático de tareas, incluido un sistema inteligente de ajuste de tornillos. También fueron diseñados para optimizar la ergonomía y la comodidad de los operadores, quienes han recibido más de 5.000 horas de capacitación. El ambiente de presión positiva y los sistemas inteligentes de aire acondicionado e iluminación LED contribuyen al bienestar y la productividad.

Ford invirtió 660 millones de dólares en la planta de Pacheco para producir la Nueva Ranger y aumentó en un 70% la capacidad instalada, a 110.000 vehículos por año. Esta transformación incluyó la instalación de una línea de prensas de alta velocidad, y 318 nuevos robots inteligentes de soldadura automática en el área de carrocería. La planta de pintura introdujo la tecnología de “alto sólidos”.

Las líneas de montaje también fueron equipadas con control automático de herramientas de torque, escaneo 3D para control dimensional y más de 1.000 cámaras y sensores, monitoreados en tiempo real mediante inteligencia artificial para garantizar el estándar de ejecución superior de la camioneta.

Dejá tu comentario

Te puede interesar