Confort y calidad bajo la silueta de SUV premium

Autos

Una imagen compacta y deportiva para el restyling de un modelo que ofrece un equilibrio en el manejo urbano y rutero.

1| La marca premium presentó un restyling de la segunda generación del SUV X1 que se conoció en 2016. Llega importado de Alemania.

2| Se trata de un modelo que, por sus características, ocupa el espacio que tradicionalmente pertenecía a las break familiares o rurales ya que su mecánica (tracción delantera) está acorde a las de ese segmento, aunque su silueta busca un salto aspiracional. En cuanto a diseño, se destaca con una parrilla de grandes dimensiones que domina el frente. Es un poco más ancho y más alto que la versión anterior lo que le otorga una imagen de mayor robustez y carácter con perfil deportivo. La parte de atrás se distingue por la doble salida de caños de escape.

3| El interior de un SUV suele ofrecer una posición de manejo elevada. Si bien es cierto que, en este caso, es más alta que el serie 1, no lo es tanto como lo imaginado, lo que permite resaltar que es un vehículo que trata de tener presente su deportividad. Cuenta con regulación eléctrica de la butaca del conductor y doble calibración para la columna de dirección. La calidad y terminaciones de un vehículo premium se perciben en el tapizado de los asientos y el volante revestido en cuero sintético. Tanto en la plazas delanteras como traseras hay espacio suficiente para la comodidad. La misma generosidad en cuanto espacio se encuentra en el baúl.

4| Está equipado con un motor 2.0i de 16 válvulas que entrega una potencia de 192 CV y un torque de 280 Nm. Se complementa con una caja automática secuencial, con levas al volante, de siete marchas Steptronic Sport de doble embrague.

5| En un vehículo premium, su comportamiento dinámico está garantizado. En la ciudad, responde con agilidad y confort. El motor produce un leve sonido ronco para recordar su toque deportivo, más allá de la silueta de SUV. Potencia le sobra para responder desde las primeras marchas. La suspensión trabaja adecuadamente, lo que neutraliza las irregularidades de las superficies urbanas.

6| Cuando sale a la ruta, la potencia del 2.0i se recibe de forma gradual con un paso de marchas equilibradas, ofreciendo un excelente andar. Se puede elegir entre los modos de conducción EcoPro y Sport. En este último caso, se logra un manejo más enérgico. Si se sale del asfalto, se valorará estar en un vehículo de este tipo ya que las condiciones dentro del habitáculo diferirán muy poco de ese estado confortable. La tracción simple no permite aventurarse a terrenos exigentes pero su buen despeje del suelo posibilitará circular sin problemas en caminos de tierra o ripio en mal estado.

7| El consumo del motor naftero es de unos 5,5 litros cada 100 kilómetros a 90 km/k, 6,5 litros a 120 km/h y poco más de 9 litros en ciudad.

8| La dotación de seguridad incluye frenos con ABS, control de estabilidad y de tracción, anclajes Isofix, sensores de inclinación de carrocería, airbags frontales, laterales y de cabeza, entre otros.

9| El equipamiento de confort cuenta, por ejemplo, con pantalla multimedia de 8,8 pulgadas, climatización bizona, sensores de estacionamientos delanteros.

10| El BMW X1 sDrive 2.0i cuesta u$s56.900 y tiene una garantía de 3 años o 200.000 kilómetros.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario