La hacienda cerró estable

Campo

El ganado se negoció prácticamente sin cambios, en una sesión con una oferta limitada debido a lluvias en amplias regiones productoras, dijeron operadores.

Llegaron al mercado de Liniers 4.379 vacunos -a los que se les sumaron dos que habían quedado sin vender en la sesión anterior-, frente a los 6.051 que ingresaron el mismo día de la semana pasada.

Muchos caminos rurales de Argentina no están asfaltados, lo que provoca que, cuando caen precipitaciones en regiones agropecuarias, se dificulte el paso de los camiones que trasladan la hacienda al mercado.

La reducida oferta de bovinos y la expectativa de fuertes ventas minoristas de carne permitieron que la plaza mantuviese sus precios, que desde hace meses se encuentran en un nivel elevado, explicó una fuente de la plaza.

La hacienda cerró estable, salvo algunos novillos que subieron entre un 0,5 y un 1 por ciento, y las vacas de consumo, cuyos precios treparon un 1 por ciento.

El índice que mide la variación de las cotizaciones del novillo -la categoría de referencia del mercado- marcó 7,919, mientras que en la rueda previa no fue elaborado por el escaso ingreso de animales de la clasificación.

El miércoles el indicador marcó 7,894 unidades.

Dejá tu comentario