Política

Chubut: la crisis complica alianza local con Alberto Fernández

La crisis en la provincia, que se viralizó en todo el país y que derivó en un paro nacional de docentes, comenzó a generar preocupación en el ámbito político por los efectos expansivos del conflicto.

La crisis en Chubut, que se viralizó en todo el país como consecuencia de un absurdo paro nacional de docentes, comenzó a generar preocupación en el ámbito político por los efectos expansivos del conflicto. “Se están desviando las culpas y eso no es sólo una complicación a nivel local sino que también impacta de lleno de cara a las elecciones. Desde la oposición, en Chubut, están capitalizando algo de lo que también son responsables. No desconocemos nuestra porción, pero, para ser claros, la situación actual es consecuencia directa de que estamos asfixiados desde arriba”, asegura un diputado del arcionismo.

El choque entre estatales y petroleros provocó otra grieta local en una provincia donde las heridas parecen atadas con alambre. Pocos días después de ganar las elecciones, el arcionismo y algunos referentes del Frente para la Victoria ya veían con buenos ojos la idea de actuar en conjunto de cara al recambio legislativo. La unión entre Alberto Fernández y Sergio Massa (referente de Arcioni) terminó acercando más los hilos. Una intersección que, para algunos, significó un quiebre de la Provincia con la Nación.

Pero ya nada fue lo mismo. A partir de que el conflicto comenzó a profundizarse, los planes cambiaron y hoy no solo surgen grandes diferencias entre el provincialismo y el Frente de Todos sino también dentro del mismo kirchnerismo. “Están los que no se juegan por ningún lado, los que ya arreglaron con Arcioni, los que apoyan a los estatales y los que van con los petroleros de Gómez”, cuenta un referente local.

Para colmo, el paro docente generó que todos los ojos se posen en Chubut. Algo que, a duras penas, venía evitando el gobernador en su firme intención de llegar a octubre no sólo para cancelar parte importante de la deuda y terminar con el pago escalonado sino en la posibilidad de concreta de alcanzar un salvataje político ante la nueva gestión.

En este contexto, la guerra de trabajadores expuso más el clima de incertidumbre en el que vive una provincia sitiada por los cortes. “La consecuencia directa del paro es que vamos a cobrar un 50 o 40% del sueldo y la expectativa hoy, que es día de pago, ronda sobre cuánto nos van a descontar porque estuvimos soportando un piquete en la ruta de 20 días", describió el secretario adjunto del Sindicato del Petróleo y Gas privado de Chubut.

El dirigente gremial, quien también es diputado provincial por el Frente para la Victoria, reconoció que "ahora todos los yacimientos están normalizados". Y agregó que “nosotros no somos parte del problema sino de la solución, porque si cortan la producción de petróleo, que aporta 400 millones de dólares a la provincia, están justamente matando la gallina de los huevos de oro".

Como consecuencia de lo sucedido también se conoció que este martes 17 de septiembre los diputados de provinciales interpelarán al jefe de Gabinete, Federico Massoni. Horas antes, el funcionario había responsabilizado a la Justicia por lo que viene sucediendo en torno a los piquetes y le echó culpas al gobierno nacional. “Se trata de una ruta nacional, es competencia federal, por lo que la seguridad la tiene que brindar Gendarmería, Prefectura o Policía Federal, y acá hay muchos que están mirando para otro lado”.

Iglesia pide acuerdo social

Los obispos de Chubut expresaron su preocupación y tristeza por “la creciente degradación de la convivencia social entre los chubutenses” a raíz de la falta de pago de haberes a los trabajadores estatales y carencia en materia de salud y educación, por lo que consideraron necesario un “acuerdo social” y llamaron a la calma y la serenidad.

En un comunicado, advirtieron las distintas situaciones en las que se “vulnera el derecho” de los empleados públicos, de los trabajadores y de los ciudadanos, y recordaron: “Nunca la violencia será respuesta. Para nadie. Nunca”.

Asimismo, sostuvieron que es el Estado el que debe garantizar que los derechos sean respetados, el único responsable de la seguridad de las personas o grupos, y el que debe arbitrar fondos y medios pacíficos para que “no terminen siendo los ciudadanos, los trabajadores de nuestra provincia, los que paguen con su vida, salud o buen ánimo lo que es responsabilidad de los que les compete administrar”.

Los obispos y el clero chubutense pidieron a los distintos poderes del Estado que “se hagan presente donde les compete” y a los ciudadanos que privilegien “la mirada fraternal sobre quien pareciera obstruir mis derechos”.

“Nuestra bandera tiene un sol con quince rayos que representan nuestros quince departamentos; para los creyentes Jesús es ‘el sol que nace de lo alto’, por eso invitamos a todos a rezar estos días por la resolución de los conflictos en nuestra provincia. Invoquemos a Aquel que es ‘fuente de toda razón y justicia’, para que nos haga confluir hacia la unidad y la paz”, concluyeron.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario