Política

Chubut: en medio de la crisis, Arcioni presentó un proyecto para aumentarse 100% el sueldo

El gobernador de Chubut presentó en la Legislatura provincial un proyecto de ley para incrementar el salario de todos los funcionarios de la planta política, incluido el suyo.

El gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, presentó en la Legislatura provincial un proyecto de ley para incrementar el salario de todos los funcionarios de la planta política, incluido el suyo.

La presentación del proyecto se da en medio de la fuerte crisis económica y política que atraviesa la provincia de Chubut, donde desde hace dos meses no hay clases en las escuelas públicas debido a que los empleados estatales no cobran en tiempo y forma, lo que generó una parálisis en casi toda la administración provincial.

En su visita a la legislatura, el jefe de Gabinete, Federico Massoni, aprovechó para hacerles llegar a todos los bloques el proyecto del Ejecutivo que contempla un 100% de aumento para el gobernador y otros porcentajes para la planta política. “Es un baldazo de nafta para una provincia incendiada. No sé quién asesora a esta gente. No puede haber algo menos atinado”, aseguró Blas Mesa Evans, diputado del FPV a este diario.

En este sentido, establece que el sueldo básico del mandatario será el equivalente a "cinco veces el salario básico de la categoría profesional A nivel I Categoría 17 de la Ley I Nº 74" e incluye un "adicional remunerativo y no bonificable" equivalente al "22% del salario básico establecido", además de un "adicional por responsabilidad funcional" del 60%.

En tanto, de acuerdo a la iniciativa, el vicegobernador cobraría un 80% de lo que percibe el gobernador, mientras que los ministros y secretarios percibirían un 75% del valor de referencia, los viceministros un 65% y los subsecretarios un 55%.

Jornada de tensión en la legislatura

Este martes, era el día señalado para que el jefe de Gabinete, Federico Massoni, compareciera a la cámara baja de la Provincia para ser interpelado por los diputados por los series incidentes ocurridos como parte de la puja entre docentes y petroleros que tomó carácter nacional hace dos semanas. Pero no todo salió según lo planeado. El personal de la legislatura, luego de firmar un compromiso previo para llevar a cabo esta instancia, no accedió y la sesión quedó en pausa.

Chubut atraviesa un estado de crisis que ya parece formar parte de su cotidianidad. Y, para colmo, no hay indicios claros que lleven a pensar que la situación tomará otro camino. En ese marco, el ánimo social cada vez se tensa más. Y aquellos que parecían tejer lazos como parte de una misma acción hoy quedan enfrentados con los que, en principio, parecían sus aliados. El conflicto llama a la confusión. Y así pasan los días en una Provincia que toma forma de hoguera.

Massoni llegó a la hora indicada. Y pese a que todos los diputados ya estaban prestos para iniciar la sesión, el gremio del personal legislativo (APEL) no lo permitió. La negativa llamó la atención de los presentes ya que le “terminaron haciendo un favor a Arcioni y a Massoni”, explicó Blas Mesa Evans, diputado del FPV.

Para Massoni fue el escenario propicio ya que con la interpelación cancelada intentó llegar a un arreglo para tomar la banca 28 (son 27 diputados) en la próxima sesión. Una opción con la que el jefe de Gabinete busca cumplir en parte con la obligación de volver a asistir; pero bajo sus términos. “Si quieren hablar de responsabilidad yo tengo muchas cosas para decirles”, aseguró el funcionario.

No fue un día más. A la masiva marcha que realizaron los estatales en Rawson en reclamo de retraso de salarios, obra social y la situación de infraestructura de los colegios se sumó otra movilización que, en contrapartida, reclamó por la reanudación de las clases.

Pese a que en algunos medios se habló de padres autoconvocados, la marcha contó con la presencia de la gente de Barrios de Pie. La consigna fue clara: defender la gestión de Mariano Arcioni. “Sumemos nuestra voz en apoyo al Gobernador”, decía uno de los flyers que corrió por las redes sociales.

Fueron horas de tensión. El temor a que se dé un choque entre las diferentes facciones estuvo presente durante toda la mañana. Con ese marco en el exterior, el bloqueo a la legislatura puso en evidencia una maniobra que no hace más que generar dudas alrededor de la figura del gobernador.

Pese a que por un momento se llegó a pensar con que las aguas podían bajar, el gobierno provincial dio a conocer este lunes que a partir de septiembre se les descontarán los días de paro a todos los estatales. Una medida que, pese a tener la anuencia de todos los bloques, provocó mayor tensión con los trabajadores. Los docentes llevan nueve semanas de paro y desde diferentes gremios ya anunciaron que si es necesario se volverán a cortar las rutas. Una decisión que ya preanuncia otro conflicto con los petroleros y que deja claro que en Chubut vale todo y un poco más.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario