Cronenberg: “El imándel cine es lo prohibido”

Espectáculos

El provocador director canadiense de “La mosca” y “Crímenes del futuro” recibió en el Festival de San Sebastián el premio Donostia a la trayectoria.

El director David Cronenberg afirmó ayer en San Sebastián que muestra en su cine “algo que el espectador no debería estar viendo”, porque “la atracción del cine siempre ha sido lo prohibido”. El Festival le otorgó un Premio Donostia a su carrera. “El arte, en esencia, es criminal, y los artistas son criminales”, agregó. Lo atractivo para el arte son las partes subconscientes de nosotros mismos que siguen siendo primitivas y destructivas. Exploramos esas partes ocultas que necesitan ser entendidas y expresadas”, sostuvo en rueda de prensa. Esos “impulsos oscuros” se pueden ver en su última película, “Crímenes del futuro”, protagonizada por Viggo Mortensen y que se proyecta en San Sebastián, en la que muestra cómo el cuerpo humano se adapta a un entorno sintético.

Centrado en los géneros del horror y la ciencia ficción en sus comienzos, autor de películas de culto como “La mosca”, “Videodrome” y “Crash”, la filmografía de Cronenberg (Toronto, 1943) se vertebra a través de su atracción por la mutación del cuerpo. El cineasta se considera un outsider: “Si no hago nada, a nadie le importa. No tengo productores pidiéndome hacer películas comerciales. Siempre he creído que había un lugar para las películas de terror y ciencia ficción”. De joven “pensaba que me iba a convertir en novelista porque mi padre es escritor. A los 20 años publiqué mi primera novela y 50 años más tarde he publicado otra”, contó. Después el cine se cruzó en su vida, atraído por la escena underground de Nueva York.

“Como realizador no es mi trabajo o mandato ser profeta. Tampoco soy político y no es mi trabajo sugerir para evitar ciertas cosas en el futuro”, dijo, al tiempo que reconoció que en algunas de sus películas “accidentalmente predices cosas con mucha precisión en el futuro”.

En su última película aparecen personas que comen plástico. “Es una posibilidad. Hay científicos que han creado un plástico que se puede comer basado en bacterias”, apuntó. Luego dijo haber sido “censurado” y dijo que partes de sus películas fueron “cortadas”. En “Crash” hubo mucha presión de hacer cortes y fue censurada en muchos lugares”, recordó. Pero, al mismo tiempo, “también hay una presión interna fuerte de niño intolerante para hacer lo que me dé la gana”. En “Crímenes del futuro” hay planos rodados con celular, y desafió al espectador a encontrarlos.

En el Festival también se vio ayer “Living”, cuyo guión fue escrito por el ganador del Nobel de Literatura Kazuo Ishiguro. Se trata de una adaptación de “Vivir”, de Akira Kurosawa. “Debes encontrar un solitario sentido del triunfo”, aseguró durante la presentación de la película. Hace tiempo que el escritor británico de origen japonés venía dándole vueltas a la idea de que ese film clásico de Akira Kurosawa de 1952 fuera conocido por las nuevas generaciones. El escritor, que ya había realizado guiones para James Ivory y la BBC, “Vivir” fue un “impacto” en su juventud, porque “el mensaje era muy diferente del de las películas de Hollywood”. La dirección es de Oliver Hermanus.

Dejá tu comentario