Aerosol para combatir el adelantamiento en barrera

Deportes

Se sabe de la viveza que tienen los futbolistas argentinos para sacar ventajas durante un partido. Hablar demasiado, hacer tiempo, fingir una falta son metodologías usuales y que muy difícilmente se las pueda corregir, ya que están instaladas como una marca registrada en el juego.

Sin embargo, hay otra mala costumbre que es adelantarse en la barrera cuando se va a ejecutar un tiro libre. Pero la creación de un aerosol «made in Argentina», que deja una línea blanca sobre el césped o cualquier otra superficie, pondrá en evidencia a quienes buscan descontar centímetros y achicar el ángulo al rematador.

Lo importante es que ese diminuto aerosol fue inventado por el argentino Pablo César Silva y fue presentado y bien recibido en la AFA, a tal punto que podría implementarse muy rápidamente como prueba en el fútbol local.

Debido a los atributos de composición, la Línea Silva será una herramienta de uso eficaz por la cual los árbitros se valdrán para poder mantener los 9.15 metros de distancia que debe existir entre el rematador y la barrera, según establece el reglamento de la FIFA.

La Línea Silva es el resultado de un trabajo con más de tres años de investigación y desarrollo, realizado por un importante equipo de más de 15 profesionales de diferentes áreas. Es un producto líquido gaseoso, no contaminante, de color blanco. Su aplicación es simple y sirve para delimitar espacios y superficies sobre césped, césped sintético y también sobre el barro. Su atributo consiste en que desaparece gradualmente entre los 45 segundos y los dos minutos sin dejar rastro o secuela alguna.

Una vez que el árbitro sancione la falta, marcará con el spray el punto correspondiente a la colocación de la pelota. De allí contará la distancia reglamentaria y señalizará con la Línea Silva la ubicación de la barrera. En caso de producirse una invasión a cualquiera de las líneas, la infracción será tan claramente visible para los árbitros, jugadores, espectadores y cámaras de TV que su sanción no dará lugar a reclamos.

Ahora, este nuevo invento argentino, por iniciativa de AFA y FIFA, se encuentra en estudio y existe la posibilidad que -tal vez en el próximo torneo Apertura- los árbitros puedan utilizarlo como prueba experimental.

Dejá tu comentario