Ante una multitud, Werner se quedó con el Súper TC 2000

Deportes

Mariano Werner finalmente se sacó la mufa y pudo escribir con mayúsculas su nombre en la reciente historia del Super TC 2000 al ganar de manera impecable la primera edición de la carrera callejera de Buenos Aires que se disputó ante unas 700 mil personas.

El entrerriano, que se floreó por las principales calles del microcentro porteño aceleró a fondo su Toyota Corolla para ganar una carrera que en los tramos finales resultó altamente emotiva, con un tiempo de 51 minutos 40 segundos 099 milésimas.

El exbicampeón de la Fórmula Renault protagonizó un duro duelo en las cinco vueltas finales con el brasileño Carlos Bueno, a bordo de un Ford Focus, quien a la postre se clasificó segundo.

Sin embargo, este resultado le permitió al veloz piloto carioca treparse a la punta del campeonato del Súper TC 2000 (52 puntos) tras aprovechar el pésimo fin de semana que debió vivir Matías Rossi (Toyota Corolla).

El piloto de Del Viso, uno de los máximos favoritos a quedarse con el triunfo padeció problemas mecánicos durante la clasificación del sábado y este domingo a poco de ponerse en marcha la carrera sufrió un principio de incendio que lo obligó a abandonar la prueba a poco de comenzar.

De esta manera, Werner, quien le regaló al equipo Toyota su tercera victoria consecutiva en la categoría, se tomó revancha de lo ocurrido hace un año atrás cuando desinteligencias en la largada lo privaron de una victoria segura en el callejero de Santa Fe.

De esta manera el joven piloto entrerriano sumo su cuarta final en el TC 2000 que le permite recuperar la confianza y meterse de lleno en la lucha por el título.

Tras algunos problemas en el arranque de la temporada en Córdoba, Werner, quien largo la final desde el cuarto lugar de clasificación, corrió la prueba de manera inteligente.

Sin perder el ritmo de los punteros y cuidando cada detalle de su Toyota, el piloto nacido en la ciudad de Paraná fue aprovechando el abandono del "poleman" Christian Ledesma (Chevrolet Cruze) en la segunda vuelta y el de Facundo Ardusso (408) a 5 vueltas del final.

A partir de ese momento y con el piloto de Las Parejas en boxes por un problema en la caja de cambios, construyó una victoria inobjetable pese a la presión que ejerció Bueno hasta la caída de la bandera a cuadros.

"Estoy feliz y me permite prenderme emocionalmente en el campeonato", reconoció un Werner eufórico minutos después de haber finalizado la prueba.

El entrerriano contó que sufrió un problema en la dirección de su Toyota Corolla que lo obligó a trabajar más de la cuenta en las últimas vueltas.

Werner dejó su sello en esta primera presentación de la categoría en el trazado de Buenos Aires, el mismo que conoció por primera vez con solo 12 años durante una excursión escolar a la Capital Federal.

El entrerriano, cuya familia está íntimamente vinculada al automovilismo deportivo, se paseó por el casco antiguo de la ciudad con la maestría de un grande.

La próxima presentación del TC 2000 será el 22 de abril en el Juan Manuel Fangio de Rosario.

Dejá tu comentario