Balotelli respondió a los actos racistas

Deportes

"Yo solo no puedo hacer nada, todos tienen que hacer algo en contra del racismo", repitió Mario Balotelli, tras los abucheos en su contra y el cartel que decía "no a una selección (italiana) multiétnica".

"Yo estaba anoche muy decepcionado, pero reitero que no soy yo quien puede cambiar a estas personas", agregó Balotelli, quien afirmó que "no se trata sólo de racismo, sino también de estupidez".

Balotelli contó que jovenes que cuando él era niño lo atacaban en Brescia por su piel negra, tal vez le pidan autógrafos ahora si lo ven solo y que por eso eligió anoche no responder a ninguno de los coros racistas, en el partido que Italia igualó 1-1 con Rumania, en Klagenfurt.

El ex atacante de Inter, actualmente en Manchester City, de Inglaterra, respondió que habría sido "demasiado" irse del campo ante los insultos "de una decena de estúpidos" y, además, "era mi segundo partido en la selección".

Balotelli agradeció al DT Cesare Prandelli el abrazo simbólico que le dio en el campo, "un gesto que me gustó mucho" y opinó que en los estadios ingleses "hay más deportividad quizás porque las normas son más rígidas".

"El cartel (del no a la selección multiétnica) ni lo vimos, pero los cánticos contra Balotelli los escuchamos y lo siento mucho por él", dijo a su vez el argentino naturalizado Cristian Ledesma, quien debutó con la selección italiana.

"Para mí fue igual emocionante debutar para Italia y espero que sea el primer paso", añadió Ledesma.

Balotelli es de padres ghaneses, Ledesma argentino y Amauri brasileño naturalizado, pero fue el primero el centro de los ataques, con un "buuu" permanente de fanáticos cada vez que recibía el balón.

"No son negros los jugadores italianos", cantaron a su vez decenas de hinchas, procedentes del norte de Italia y que fueron al Hypo Arena de Klagenfurt, en Austria, escenario del pobre empate ante Rumania.

"Estoy enfadado, muy disgustado. Damos muchos discursos sólo para que ocurran cosas como esta. Pero el chico tiene que saber que cuenta con el aprecio de todos nosotros. Espero que ahora alguien tenga algún detalle con él...", pidió el DT Prandelli.

Balotelli, de carácter difícil, ya había recibido ataques cuando jugaba para Inter, aunque numerosos hinchas aseguraban que sus coros no eran racistas, sino de simple rechazo a los gestos del jugador.

Dejá tu comentario