7 de octubre 2012 - 15:07

Barcelona y Real vibran con el duelo entre Messi y Ronaldo

Lionel Messi.
Lionel Messi.
Lionel Messi dio la cara y logró los goles de su equipo, Barcelona, para el empate 2-2 en el clásico con Real Madrid, cuyas conquistas fueron del portugués Cristiano Ronaldo, en el marco de la séptima fecha de la Liga española.

Con la igualdad, el conjunto catalán, líder y con Javier Mascherano como titular, mantuvo la diferencia de ocho puntos en la tabla sobre los madrileños, que contaron con el aporte de Ángel Di María y Gonzalo Higuaín.

Real Madrid se adelantó con un gol de Cristiano Ronaldo a los 23 minutos y los catalanes parecían tocados, con un panorama negro, hasta que Messi volvió a iluminar el camino con el empate, a los 31.

Ya a los 60 minutos, el rosarino, de tiro libre, desequilibró a favor de Barcelona, pero Ronaldo lo igualó 9 minutos más tarde. En un duelo de alto calibre como el clásico nada está sentenciado hasta el último minuto, aunque esta vez la rivalidad y la excelencia fue máxima sin decantarse a favor de ninguno en el resultado.

Con sus dos anotaciones, el rosarino suma 17 en sus duelos con Real Madrid y quedó a una del legendario Alfredo Di Stéfano, que tiene 18 y es el máximo artillero en la historia del clásico.

Con sus respectivos tantos, a la vez, el argentino y Ronaldo siguen empatados en la tabla de goleadores, con ocho cada uno.

El conjunto blanco salió atrevido, adelantado, moviéndose entre las líneas defensivas de Barcelona, que tuvo a Mascherano y Adriano como pareja de centrales ante la sentida ausencia de Piqué y Puyol, ambos lesionados.

La de Jose Mourinho fue una buena decisión ya que, si bien Barcelona comenzó teniendo el control, pronto se encontró haciendo un enorme esfuerzo defensivo para evitar los ataques profundos de Real Madrid.

A los dirigidos por el técnico catalán Tito Vilanova les faltó claridad en el área pequeña, mientras Di María dio primer aviso a los 5 minutos del inicio con un zurdazo que se fue por arriba del travesaño.

Con la bandera independentista catalana desplegada detrás del arco de Iker Casillas y el Camp Nou presionando como nunca, Sergio Ramos, de cabeza, volvió a perdonar a Barcelona a los 19 minutos tras un corner favorable a la visita.

Los azulgranas apenas reaccionaron poco después y tuvieron una chance con un disparo de Andrés Iniesta, que se fue por arriba.

El partido seguía siendo de Real Madrid y así lo dejó claro Ronaldo. En el minuto 23, el portugués recibió un pase de Karim Benzema y, solo desde la izquierda, reventó la red, por debajo de Víctor Valdés, que `regaló` el primer palo.

El Camp Nou, vestido de rojo y amarillo (colores de la bandera catalana), enmudeció primero por la tristeza, y dos minutos después entró en pánico cuando Benzema disparó al palo, y Di María, en el rechace, tiró la pelota fuera.

La angustia de la hinchada local, volcada en su reclamo soberanista al grito de "in-inde-independencia", duró lo que Messi tardó en volver a tocar la pelota con sus pies y enviar la pelota al fondo de la red de Casillas.

El rosarino aprovechó un error de Pepe, que falló al intentar parar una pelota en el área, y enganchó la pelota que había quedado colgado delante del arquero visitante.

Barcelona volvió a sonreír y se fue al descanso tranquilo, con la única angustia de haber perdido a Dani Alves, que salió lesionado a los 28 de la primera parte.

Los locales regresaron al terreno de juego tranquilos, teniendo el control, y Messi no tardó en vestirse una vez más de salvador al clavar la pelota en la red tras un estupendo tiro libre, imposible para Casillas. Minuto 15 de la segunda parte y el conjunto azulgrana casi lloraba de la emoción.

Sin embargo, Real Madrid no bajó los brazos y también demostró por qué es uno de los "grandes" del mundo. Con un extraordinario pase entre las líneas defensivas del Barcelona, Mezut Özil dejó solo a Ronaldo, que no perdonó a Valdés. Iban 24 minutos, empate y esperanza para Real Madrid y baldazo de agua fría para el Camp Nou.

Y si bien ninguno de los dos equipos se conformaba con un empate, el local fue a buscar el partido con mayor ambición.

El conjunto blanco tuvo una clara con oportunidad en las botas de Higuaín (que reemplazó a Benzema) pero Valdés logró salvarla. El argentino tuvo otra, tras un disparo de Xabi Alonso, pero remató mal.

Sin embargo, la sensación más amarga se la llevó el conjunto azulgrana, que no logró concretar varias jugadas para encuadrar. Final de infarto favorable a Barcelona y con Real Madrid contra las cuerdas, Montoya clavó la pelota en el travesaño y ya en el complemento, a un minuto del final, Pedro disparó desviado tras regatear con espacio a dos jugadores blancos.

El duelo culminó en tablas, no hubo justo ganador, pero hubo espectáculo.

- Síntesis -

Real Madrid: Iker Casillas; Alvaro Arbeloa, Sergio Ramos, Pepe y Marcelo; Sami Khedira, Xabi Alonso, Angel Di María y Mezut Ozil; Cristiano Ronaldo y Karim Benzema. DT: José Mourinho.

Barcelona: Víctor Valdés; Dani Alves, Javier Mascherano, Adriano y Jordi Alba; Sergio Busquets, Xavi, Andrés Iniesta y Cesc Fabregás; Lionel Messi y Pedro. DT: Tito Vilanova.

Goles en el primer tiempo: 23m Ronaldo (R;) y 31m Messi (B).

Goles en el segundo tiempo: 15m Messi (B) y 24m Ronaldo (RM).

Cambios: en el primer tiempo, 28m Montoya por Dani Alves (B); en el segundo tiempo, 16m Gonzalo Higuaín por Benzemá (RM) y Alexis Sánchez por Cesc (B); 30m Kaka por Ozïl (RM).

Árbitro: Delgado Ferreiro.

Estadio: Camp Nou (Barcelona, España).

Dejá tu comentario

Te puede interesar