Batacazo de Zeballos: venció a Nadal y se coronó en Viña

Deportes

El tenista argentino Horacio Zeballos, 73 del mundo, ganó el Abierto de Viña del Mar al derrotar en la final al español Rafael Nadal (5) por 6-7 (2/6), 7-6 (8/6) y 6-4, quien retornaba a las canchas en el torneo chileno tras siete meses de inactividad.

Zeballos dio un batacazo este domingo al derrotar a Nadal, primer sembrado del torneo chileno, en su esperado retorno al tenis mundial, tras 222 días de inactividad por una lesión en la rodilla izquierda que sufrió el pasado año en Wimbledon.

El primer set fue muy peleado, y se tuvo que definir en un tie-break en el que Nadal logró un mini quiebre y se puso rápidamente 3-0 arriba, ventaja que luego se tradujo en un definitivo 7-6 (6/2), en favor del Manacorí.

En la segunda manga, el español y el argentino definieron nuevamente con tie-break, pero que esta vez se lo llevó Zeballos, gracias a determinantes golpes que dejaron sin reacción al español.

En el tercero y definitivo, ambos tenistas se quebraron el servicio en los dos primeros juegos, pero de ahí en adelante, Nadal se mostró muy disminuido físicamente, lo cual fue aprovechado por Zeballos quien, con varios golpes de antología, le quebró el último juego del partido y estropeó el retorno victorioso del español a la actividad deportiva.

El Abierto chileno entregó 250 puntos y premios por más de 400.000 dólares, y se jugó en el balneario de Viña del Mar, ubicado a 120 km al oeste de Santiago.

Nadal, ganador de once Grand Slams, siete de ellos de Roland Garros, se desplazará a Brasil para jugar el Abierto de San Pablo, y luego jugará el torneo de Acapulco, en México.

El tenista español perdió también la final de dobles del torneo de Viña del Mar junto al argentino Juan Mónaco, al caer en dos sets por 6-2 y 6-3 ante la pareja italiana conformada por Paolo Lorenzi y Potito Starace.

En el primer set, Nadal y Mónaco sintieron los efectos de la caída del manacorí en individuales, pues mostró mucha imprecisión en el juego.

Prueba de ello fueron las dos roturas de servicio logradas por los italianos, quienes se quedaron con la manga en menos de media hora.

En el segundo parcial, Lorenzi y Starace consolidaron su rendimiento, volvieron a conseguir una rotura y con ello se llevaron a la postre el campeonato de dobles.

Dejá tu comentario