3 de noviembre 2008 - 00:00

Boca ganó con claridad y ahora hay tres punteros

Juan Román Riquelme abre los brazos para festejar y mostrar su dedicatoria a la memoria de Pedro Pompilio. El enganche fue la figura de un Boca que ganó muy bien.
Juan Román Riquelme abre los brazos para festejar y mostrar su dedicatoria a la memoria de Pedro Pompilio. El enganche fue la figura de un Boca que ganó muy bien.
Boca ganó más que un partido. Ganó la posibilidad de luchar de igual a igual el campeonato con San Lorenzo y Tigre. En una semana muy difícil por el fallecimiento del presidente Pedro Pompilio, Boca mostró en la cancha todo su fútbol y pudo haber ganado con mayor amplitud, pero le faltó claridad en la definición.

San Lorenzo, con muchas bajas por lesiones y suspensiones, luchó más de lo que jugó, y aunque siempre mantuvo la ilusión de empatar el partido, fueron muy pocas las situaciones que creó.

El gol de Juan Román Riquelme a los 7 minutos (tiro libre en forma de buscapié en el área, que no encontró ningún pie, pero desorientó a Orión) le dio la tranquilidad necesaria a Boca para manejar el partido.

Riquelme fue el eje del equipo, en uno de sus mejores partidos, y Mouche desniveló siempre por habilidad, teniendo una situación muy clara que rebotó en un poste.

En el segundo tiempo, Boca retrasó sus líneas y se plantó para jugar de contraataque. Entró Luciano Figueroa por un desacertado Viatri y mostró que está fuera de estado físico y futbolístico, por lo que no creó peligro. San Lorenzo empujó con muchas ganas pero poco fútbol y no tuvo ninguna situación clara para empatar.

Boca ganó «el partido», el que podía definir el campeonato a favor de San Lorenzo y ahora puso al rojo vivo el torneo con tres punteros y Newell's acechando a sólo 3 puntos.

Dejá tu comentario

Te puede interesar