Escándalo en la Copa Libertadores: quieren detener a jugadores de Boca

Deportes

La delegación de Boca protagonizó esta noche un escándalo de graves dimensiones al entablar una pelea con los efectivos de seguridad en el vestuario del estadio "Mineirao" de Belo Horizonte, tras la eliminación en octavos de final de la Copa Libertadores, los cuales derivaron en la demora del colombiano Sebastián Villa y el peruano Carlos Zambrano.

La delegación de Boca protagonizó esta noche un escándalo de graves dimensiones al entablar una pelea con los efectivos de seguridad en el vestuario del estadio "Mineirao" de Belo Horizonte, tras la eliminación en octavos de final de la Copa Libertadores, los cuales derivaron en la demora del colombiano Sebastián Villa y el peruano Carlos Zambrano.

Ambos futbolistas fueron requeridos por la Policía Militar luego de los incidentes y, en la voz del entrenador Miguel Ángel Russo, se supo que toda la delegación permanecerá en Belo Horizonte hasta resolver esa situación.

https://twitter.com/msilvadesousa/status/1417669096989237253

El delito por el que se acusa a Villa y Zambrano es el de "crímenes contra el patrimonio", según explicó la Policía Militar a Russo, cuando impidió que partiera el micro que los iba a llevar desde el estadio "Mineirao" hasta el aeropuerto.

El principal foco del conflicto fue el de Raúl Cascini, miembro del Consejo de Fútbol liderado por el vicepresidente Juan Román Riquelme, con un miembro de seguridad privada, que luego escaló hasta el resto de la delegación y los propios jugadores.

https://twitter.com/otempo/status/1417664784238104576

Según las primeras informaciones e imágenes de video que trascendieron, Cascini intentó ir a buscar a un integrantes de Atlético Mineiro, pero los miembros de seguridad privada quisieron impedirlo.

Sin embargo, con el apoyo de los jugadores, consiguieron pararse frente a la puerta del vestuario del "Galo", donde el propio presidente local les revoleó algunas botellas de agua para intentar que depongan su actitud.

Temas

Dejá tu comentario