9 de junio 2013 - 18:09

Brindisi habló como descendido

Miguel Ángel Brindisi habló en la puerta del vestuario visitante.
Miguel Ángel Brindisi habló en la puerta del vestuario visitante.
Si bien sostuvo que aún el descenso no se decretó y que pelearán hasta el final, el técnico de Independiente, Miguel Ángel Brindisi, habló de un futuro complicado y lleno de análisis para el equipo de Avellaneda.

"Tendremos que rever los errores y revertir la situación en un clima de unidad y no de confrontación", comenzó. Y luego recordó que por la misma situación pasó River. "Hace un año y medio acá se vivía una tragedia, y luego de un año en la B hoy están luchando por un campeonato en Primera", sostuvo.

De la derrota en el Monumental rescató la entrega y el compromiso del equipo pero "no para pegar patadas, sino para pedir la pelota y jugar. A veces sale y otra no, pero siempre no intentan, los más experimentados y los que recién debutan".

"Uno tiene que hablar con la realidad por más cruda que sea pero no vamos a bajar los brazos. Es lógico que haya dolor y tristeza pero a partir de mañana vamos a volver al trabajo renovados", agregó Brindisi a la salida del vestuario visitante.

"Los jugadores entregaron todo, no se guardaron nada, desde el más experimentado hasta el más joven. Tuvieron la personalidad de jugar de igual a igual. A veces salió bien y otras mal pero rescato que, pese al momento, no se perdió el orden", subrayó.

"Obviamente tiene que haber un dolor, pero hay reponerse. Será un tiempo de mucho análisis y de cosas para dar vuelta. La historia de los 104 partidos anteriores no la sé", sostuvo el entrenador quien asumió en lugar de Américo Gallego en la fecha 10.

"Tuvimos la oportunidad de (Hernán) Fredes y en la jugada siguiente nos convirtieron. Fue un partido abierto, la derrota complica mucho más las cosas. Estamos todos juntos y no vamos a bajar los brazos. Mañana volvemos a trabajar", explicó.

"No es un final, es un dolor muy grande que hay que tenerlo porque somos seres humanos. Nuestra responsabilidad es revertirlo", precisó.

El plantel volverá a entrenarse mañana en el predio de Villa Domínico, a puertas cerradas, y el entrenador irá definiendo quienes serán los que viajarán a Catamarca para enfrentar, el miércoles, a Arsenal por los octavos de final de la Copa Argentina.

Dejá tu comentario

Te puede interesar