Colombia sacó un punto en la altura de La Paz

Deportes

Colombia arrancó un meritorio empate 0 a 0 ante Bolivia en partido válido por la segunda fecha de las eliminatorias sudamericanas al Mundial Sudáfrica-2010 disputado este miércoles en el estadio Hernando Siles de La Paz, emplazado sobre los 3.600 m de altitud.

Los cafeteros lograron su objetivo gracias a su disciplina táctica que se sobrepuso al intermitente empuje de los locales, que nuevamente desnudaron sus tradicionales falencias traducidas en un angustiante déficit de gol.

Se trata del segundo empate cafetero (en el debut cedió la paridad de local ante Brasil), mientras el seleccionado verde viene de tumbo en tumbo ya que cayó 5 a 0 hace cuatro días en Montevideo frente a Uruguay.

El conjunto boliviano terminó el partido en inferioridad numérica tras la expulsión del volante Leonel Reyes, a los 67 minutos.

A falta de tres minutos del final, el arquero boliviano Sergio Galarza salvó la caída de su valla tras remate de Wason Rentería, mientras el portero colombiano Agustín Julio también evitó la hecatombe, a los 89.

Los 25 mil espectadores despidieron a su equipo con rechiflas y pedidos a grito pelado exigiendo la renuncia del técnico Erwin Sánchez.

El seleccionado verde volvió a cometer los mismos errores que hace una década lo han sumido en el sótano de la región y que se resume en su absoluta falta de actitud y su angustiante anemia de gol.

El equipo del inexperto Sánchez -que introdujo ocho cambios respecto a la plantilla que cayó humillada 5 a 0 ante Uruguay en el debut en el estadio Centenario de Montevideo- tuvo ligeros atisbos de recuperación, pero se encontró con un combinado cafetero con ideas sólidas.

Con un equipo a dos tiempos -donde los puntas Luis Gatty Ribeiro y Ricardo Verduguez se lanzaban a fondo al ataque y el veterano Limberg Gutiérrez, a pesar de su lentitud, ensayaba remates de riesgo a la puerta de Agustín Julio- Bolivia tuvo al menos dos
ocasiones de gol en la primera mitad.

Sin embargo, fue Bolivia que se llevó el susto de su vida cuando a los 9 minutos Ronald Raldes (Rosario Central, Argentina) hizo un mal rechazo y el balón dio fortuitamente en la cabeza de Sergio Garlarza, cuando el balón tenía trayectoria de gol.

Respirando hondo, Bolivia replicó inmediatamente con disparo cruzado del Bomba Gutiérrez que murió en las manos de Julio.

Poco después un travesaño devolvió un cabezazo del defensa boliviano Santos Amador, en el instante de mayor riesgo para los cafeteros.

El plantel colombiano, dirigido esta vez por el asistente José Eugenio Hernández por expulsión de Jorge Luis Pinto en el partido ante Brasil, cumplió su plan táctico con un dibujo de doble cerrojo de cuatro en fondo, cuatro en medio y dos hombres de adelanto, Wason Rentería y Carmelo Valencia.

A pesar de jugar replegado, los cafeteros aprovecharon los yerros de los cancerberos locales, como a los 23 minutos cuando Galarza salvó de milagro un disparo de David Ferreira o a los 42 cuando lanzó al corner un envenenado disparo de Valencia.

El segundo tiempo arrancó con el plantel colombiano un poco más animado, mientras los bolivianos comenzaban a desesperarse y descompensarse en sus filas.

Mientras los cafeteros comenzaron a hacer su negocio y a intentar manejar ritmo y tiempo del partido, más aún cuando los bolivianos quedaron en inferioridad numérica tras la expulsión de Reyes.

La suerte de Bolivia estaba echada y el empate consumado. Las eliminatorias sudamericanas entregan cuatro cupos directos para el Mundial de Sudáfrica-2010 y al quinto la posibilidad de una repesca contra el cuarto de la región de la Concacaf.

En la próxima fecha, el 17 de noviembre, Bolivia visitará a Argentina en Buenos Aires y Colombia será dueño de casa ante Venezuela.

Dejá tu comentario