Con final discutido, River empató con Chicago

Deportes

Nueva Chicago quedó hoy muy complicado en su afán por salvarse del descenso directo, ya que River Plate, favorecido por un inexistente penal sancionado en tiempo de descuento, consiguió empatar 2-2 un partido de la 18va. fecha, que estuvo suspendido durante 20 minutos por intensos reclamos.

Chicago ganaba por 2-0 con tantos de Federico Higuaín a los 31m. del primer tiempo y Lucio Filomeno a los 21m. del complemento, pero a los 34m. de esa etapa River descontó a través de Ernesto Farías y sobre el final, el árbitro Rafael Furchi cobró a instancias del línea Carlos Qualizza un tiro penalo que Paulo Ferrari transformó en gol.

Por esta última sanción, el partido estuvo suspendido unos 20 minutos, pues los jugadores de Chicago, en conjunto con el cuerpo técnico y los suplentes, reclamaron efusivamente contra Furchi ya que primero había cobrado infracción fuera del área contra Marco Ruben y luego cambió la decisión por consejo del línea.

Ferrari debió ejecutar dos veces el tiro penal porque la primera vez, insólitamente, César Carranza, quien ya había sido reemplazado en Chicago, se encontraba en el campo de juego, y tras el gol los locales reanudaron los reclamos dentro y fuera de la cancha porque con este empate ve escapar la ilusión de evitar el descenso directo.

Es que con este resultado, el conjunto de Mataderos quedó con 40 unidades en 37 partidos en zona de promoción, pero no pudo sobrepasar transitoriamente a Godoy Cruz que tiene 41 en 36 y peor aún, mañana podría ser superado por Belgrano que acumula 38 en 36, con lo cual quedaría entre los que descienden directamente.

El partido fue dominado ampliamente por Chicago desde el inicio, ya que pese a no brillar le alcanzó para manejar táctica y estratégicamente el desarrollo del juego a expensas de un River desdibujado y acorde a lo que viene mostrando en sus últimas presentaciones, es decir poco y nada.

Apenas un remate desde 20 metros del ex Rosario Central Ruben que salvó Carlos Navarro Montoya fue la jugada de mayor peligro generada por River en la primera etapa, donde Chicago sacó una justificada ventaja tras un soberbio gol de Federico Higuaín a los 21 minutos.

El jugador de River que está a préstamo en Chicago robó la pelota por la derecha, hizo la diagonal y sacó un "bombazo" de zurda que se metió en el ángulo superior derecho de un Juan Pablo Carrizo, quien nada pudo hacer para evitar la caída de su valla.

El tanto le dio la tranquilidad que el conjunto local necesitaba para manejar aún con mayor criterio el trámite del partido y hasta podría haber estirado la diferencia antes del cierre de la etapa inicial de no ser que Israel Damonte desperdició una chance inmejorable cuando Carrizo estaba vencido.

El segundo tiempo no tuvo mayores cambios en el desarrollo ya que River apenas contó con un remate de Fernando Belluschi como opción de gol, mientras que Chicago "con poquito" logró estirar la ventaja a los 21 minutos, tras un error del debutante Emanuel Martínez.

Carranza le robó la pelota por la izquierda al juvenil, fue hasta el fondo, envió el centro y Filomeno de atropellada descolocó a Carrizo y puso el 2-0, con lo cual el público comenzó a delirar ante la firme posiblidad de evitar el descenso directo, teniendo en cuenta que sólo le restaba un partido.

River, con más amor propio que fútbol, se volcó completamente al ataque y a 10 minutos del final, Farías aprovechó una duda en un pase atrás de cabeza entre el defensor Adrián González y Navarro Montoya para anticipar y lograr el descuento.

Desde ese momento todo fue de los de Núñez, y a un minuto del final, Ruben ingresó por la izquierda y fue tocado por Eduardo Méndez, por lo que Furchi cobró inmediatamente tiro libre afuera del área, pero luego cambió su decisión a instancias del juez de línea, algo que derivó en una debacle cercana a los 20 minutos.

Tras infinitos entredichos entre jugadores de ambos equipos y el árbitro y juez de línea, y una vez evacuada la cancha de los suplentes, directivos, auxiliares, policías y otros que habían ingresado, Ferrari convirtió el empate de penal, que a la postre generó también incidentes en las afueras del estadio.

Dejá tu comentario