Con varios suplentes, Boca le ganó a Quilmes

Deportes

Boca Juniors, con un equipo mixturado entre titulares y suplentes, venció esta tarde a Quilmes, como visitante, por 2 a 1, aunque afrontando serias dificultades en el segundo tiempo, cuando fue dominado por el conjunto local.

Pero estos tres puntos le sirvieron a los dirigidos por Miguel Angel Russo para sostenerse a tres puntos del lider San Lorenzo, compartiendo su condición de escolta con Estudiantes, que en el último suspiro le ganó hoy a River y lo dejó fuera de carrera.

Boca pareció que tenía el partido a su merced a la media hora del primer tiempo, cuando ya ganaba 2 a 0 con tantos de los ex Banfield Jesús Dátolo (primer gol con la camiseta auriazul en torneos locales) y Rodrigo Palacio, y manejaba el desarrollo con cierta comodidad.

Pero cuando expiraba la etapa Diego Torres ganó un anticipo ofensivo y su toque de derecha pasó por encima del cuerpo del arquero Mauricio Caranta para transformarse en el descuento.

Esto, que por lo acontecido a lo largo de ese período inicial no tendría que haber afectado a los boquenses, terminó impactándolos sobremanera, a tal punto que pudieron irse de Quilmes con dos unidades menos de las que se llevaron.

Porque en esa segunda mitad los dirigidos por Alberto Fanesi (hoy coincidieron en Quilmes los últimos dos entrenadores de Vélez Sarsfield) lograron hacer pie en la mitad de la cancha con Jorge Medina y especialmente Pablo Batalla, intentaron jugar por los costados y provocaron algunas situaciones que les pudieron deparar el empate.

La más clara llegó dos minutos antes del epílogo, cuando Torres bajó un balón con el pecho en el borde del área chica y su derechazo cruzado se fue rozando el poste derecho.

No hubiera sido injusta la paridad por lo hecho por ambos en el balance del juego, ya que Boca mostró algunos desajustes defensivos, tuvo un traslado lento en la mitad de la cancha con Sergio Orteman y el reaparecido Sebastián Battaglia, y pese al voluntarismo no encontró en Bruno Marioni al relevo necesario de Martín Palermo.

Inclusive un hecho inesperado tuvo lugar sobre el final del partido, cuando desde la tribuna de Boca partió un proyectil que impactó en la cabeza del defensor local Diego Capria, y el 'Coco' terminó con toda la cabeza vendada.

Si el defensor local no hubiese estado en condiciones de continuar el árbitro Juan Pablo Pompei tendría que haber suspendido el encuentro y los boquenses podrían haber sufrido la pérdida del partido.

Pero el zaguero siguió en pie durante los segundos siguientes y así Boca hizo suyos tres puntos imprescindibles para seguir dando pelea en el plano local.

Es que en el internacional ahora está complicado, ya que el jueves tendrá que visitar a Libertad, en Paraguay, después del empate en uno como local de hace tres días, lo que dificultó seriamente su acceso a las semifinales de la Copa Libertadores.

Por eso hoy Russo comenzó la rotación del plantel y, al menos a la luz del resultado, le salió bien.

Pero atención que el rival era el casi descendido Quilmes y sufrió mucho.

Dejá tu comentario