Copa Davis: confirman equipo sin Nalbandian

Deportes

El tenista cordobés David Nalbandian descansará en su casa de la localidad de Unquillo para recuperarse de una tendinitis en la rodilla izquierda que afectó su rendimiento en el Abierto de Australia, donde fue eliminado en octavos de final, al ser superado por el alemán Tommy Haas.

Nalbandian, que el lunes próximo descenderá a la undécima posición del ranking mundial ATP, reveló que la lesión se produjo en octubre último, antes del Masters de Shanghai.

"Como no paré, los médicos me dijeron que el tendón estaba sobrecargado. Así que tendré que parar ahora para recuperarlo", expresó en declaraciones formuladas al diario local La Voz del Interior.

El natural de Unquillo no descansó en diciembre (jugó cuanta exhibición pudo) y arrancó la temporada oficial 2007 con su intervención en el abierto de Chennai, en la India, en la que resultó superado por el dinamarqués Kristian Pless, en cotejo de primera rueda.

Por tal motivo, Nalbandian consensuó con el capitán Alberto 'Luli' Mancini no ser parte del equipo argentino de Copa Davis que asumirá la serie de primera ronda ante Austria, en febrero próximo.

Así, Mancini designó como integrantes del equipo albiceleste a José Acasuso, Guillermo Cañas, Juan Martín del Potro y Sebastián Prieto.

"Pensé que me iba a ir un poco mejor, pero empecé peor de la pierna de lo que imaginé.

Había terminado el año bastante normal, con dolores en la pierna pero no era para tanto.

Pero en el primer partido en India me dolió mucho, no sé si porque eran superficies más duras, pero arranqué mal", apuntó.

"Eso me hizo dudar de jugar el Abierto de Australia.

Unos días después jugué con (Marat) Safin para probar, y tuve un set normal, pero después me empezó a doler mucho.

Esos tres o cuatro días siguientes que no jugué me vinieron bien para recuperarme un poco y asumir el Abierto".

En los encuentros que asumió ante el serbio Janko Tipsarevic, el ecuatoriano Nicolás Lapentti, el francés Sebastien Grosjean y el alemán Haas "hubo momentos en los que no me dolía tanto, pero dudaba en los movimientos. Quizá no era tanto el dolor, pero no me desplazaba por precaución. Otras veces sí, me dolía mucho", expresó.

Dejá tu comentario