25 de junio 2013 - 00:22

Del Potro mostró su mejor versión del año para ganar

Del Potro superó a Albert Ramos.
Del Potro superó a Albert Ramos.
La segunda jornada de Wimbledon 2013 trajo más alegrías para el tenis argentino, porque Juan Martín Del Potro tuvo un inicio más que satisfactorio, mostrando una gran solidez e ilusionando con aparecer como candidato, y con la victoria del correntino Leonardo Mayer, en una gran producción de su parte.

El tandilense venció 6-2, 7-5 y 6-1 al español Albert Ramos en un duelo completamente inclinado para el número 8 del planeta. Tal vez, fue la mejor versión de "Delpo" en lo que va del año.

Fueron pocas las veces que Del Potro pasó un mal trago durante su partido. Por el contrario, fue el dominador absoluto, marcando diferencias con todos sus golpes, en particular con el servicio. Conectó 10 aces, con el 73% de primeros saques y un 78% de efectividad.

Arrancó el encuentro enfrentando break points, pero fue su servicio el que lo rescató. Inmediatamente, consiguió el primer quiebre, apostando a su potencia y a sacar a su rival de la cancha.

Su mejor estrategia fue buscar golpes cómodos, algo complicado en esta superficie. A partir de esa forma de jugar, Ramos sólo intentó sobrepasar al argentino en potencia y velocidad, con lo cual descoordinó la mayoría de sus movimientos.

Algo positivo para el tandilense fue que también estuvo acertado a la hora de defender, incluso utilizó en forma atinada su revés con slice, que no lo usa con frecuencia.

Con estas diferencias, sumadas a la mayor jerarquía de Del Potro tanto de revés como de derecha, poco fue lo que elaboró Ramos para dar vuelta la historia. Lo mejor que puso en juego el catalán fue su saque, pero Del Potro también estuvo fino con la devolución.

Hubo un solo momento en que el mejor argentino de la actualidad se fue de partido. Cuando sacaba 5-3 en el segundo parcial, Ramos se adelantó los cinco o seis metros que lo separaban de la línea de fondo y apuró a Del Potro, que terminó perdiendo el saque. Aun así, la "Torre de Tandil" volvió a romper en el game siguiente para quedarse con el set.

El último capítulo de este duelo reviste poco análisis: la chapa de ser top ten fue mucho más que las ganas. "Delpo" salió a liquidar el pleito y así fue. Usó todos sus recursos para imponerse.

Ahora va a enfrentar al canadiense Jesse Levine, que al mismo tiempo derrotó al bahiense Guido Pella en una situación poco feliz.

Levine había ganado los dos primeros sets por 6-4 y 6-2 y parecía que se quedaba con el match, pero Pella comenzó una remontada impensada. Se llevó los dos siguientes por 6-4 y 6-3.

En el parcial definitivo, el argentino llegó a tener un quiebre de ventaja, pero no lo pudo sostener. Y cuando sacaba 3-4 y deuce, Levine lo agarró a contrapié, Pella patinó y cayó al piso. No podía moverse, y entre llantos desconsolados, se retiró en camilla y con hielo en el aductor.

No podía moverse, y entre llantos desconsolados, se retiró en camilla y con hielo en el aductor. Luego del partido, confirmaría él mismo que sufrió un "desgarro muy grande" y que estará por lo menos 1 mes fuera de las canchas.

"Fue un partido difícil. Venía bien porque había levantado un dos sets a cero, pero me tocó la mala suerte de ir a buscar una pelota que venía fácil para mí, me abrí mucho de piernas y me desgarré la derecha (isquiotibiales)", aseguró un apenado Pella, quien agregó: "Apenas me caí me di cuenta que no iba a poder seguir. Fue uno de los dolores más fuertes de mi vida".

La segunda victoria de este martes llegó con el correntino Leonardo Mayer, que fue el tenista nacional que más partidos en césped había jugado en este año. Derrotó 6-2, 6-3 y 6-4 al esloveno Aljaz Bedene en la cancha 6.

Con pasajes de muy buen tenis y momentos de invulnerabilidad con su saque, se instaló en la segunda ronda de Wimbledon. Allí tendrá un duro partido ante el japonés Kei Nishikori, que tampoco tuvo inconvenientes para ganarle 6-2, 6-4 y 6-3 al australiano Matthew Ebden.

En el turno vespertino, el primero en quedar eliminado fue Carlos Berlocq, que cayó sin atenuantes contra el canadiense Milos Raonic por 6-4, 6-3 y 6-3. Pese a que tuvo cierto recorrido en pasto en la previa a Wimbledon, el de Chascomús no tuvo chances ante un rival que sigue en ascenso.

Sobre el cierre de la jornada, Horacio Zeballos batalló durante poco más de tres horas y terminó perdiendo ante el colombiano Santiago Giraldo por 3-6, 7-6 (4), 6-7 (6), 6-1 y 6-3.

Si bien el marplatense había arrancado firme, su falta de preparación para la superficie le pesó y no pudo sostenerse. Fue un duelo parejo, intenso y jugado con mucho espíritu. Giraldo terminó ganando en un quinto set en el que tomó un quiebre con celeridad y consiguió sobreponerse a las opciones que tuvo el argentino en el octavo game.

Martín Alund fue el último argentino en presentarse en el All England Club, y era el que más complicado tenía su panorama. Era su debut en el Grand Slam de Londres, le tocó jugar en la Cancha Central y nada menos que ante David Ferrer, número 4 del mundo.

Fue derrota para el mendocino, pero dejando una excelente imagen. No se quedó con nada e hizo transpirar de más al español, que se impuso 6-1, 4-6, 7-5 y 6-2 en dos horas y nueve minutos.

El martes fue el día del estreno para el número 1 del mundo, el serbio Novak Djokovic. Venció 6-3, 7-5 y 6-4 al alemán Florian Mayer y comenzó su camino hacia la segunda corona, luego del campeonato obtenido en 2011.

Por otra parte, el checo Tomas Berdych, futuro rival de la Argentina en las semifinales de la Copa Davis, cumplió su trámite ante el eslovaco Martin Klizan al vencerlo por 6-3, 6-4 y 6-4.

A los 35 años, el alemán Tommy Haas sigue dando que hablar, porque tras un maratónico duelo en Roland Garros ante John Isner, ahora se acomodó rápidamente al césped inglés. Venció por 6-3, 7-5 y 7-5 al ruso Dmitry Tursunov.

El miércoles será el turno nuevamente de Juan Mónaco, quien cerca de las 11 de la Argentina buscará su pase a la tercera ronda ante el estadounidense Rajeem Ram. Además, se presentarán el suizo Roger Federer y el británico Andy Murray, figura estelar de un torneo que ya lleva 77 años sin un campeón local.

Dejá tu comentario

Te puede interesar