Delgado o Rosales, la duda de Bielsa

Deportes

Cauto como siempre, Marcelo Bielsa prefirió no dar en su totalidad el equipo que jugará mañana ante Brasil, por la sexta fecha de las eliminatorias sudamericanas. Sin embargo, el técnico confirmó a Pablo Cavallero en el arco, Javier Mascherano como volante central y la línea de tres conformada por los ex jugadores de Newell's Facundo Quiroga y Gabriel Heinze como stoppers y Walter Samuel de líbero (ocupando la posición del suspendido Roberto Ayala).

«Samuel es uno de los mejores defensores del mundo y por eso puede desempeñarse tan bien por la izquierda como de último hombre, sin necesidad de tener tantas prácticas. En este caso, se le facilitará la tarea porque tendrá a su alrededor a Quiroga y a Heinze, con quienes se entiende muy bien porque así jugaron cuando estaban en Newell's», explicó Bielsa. Si bien el técnico no dio precisiones sobre quién acompañará a Mascherano en el mediocamponi quiénes serán los delanteros, en la práctica de ayer, realizada en Ezeiza antes de partir hacia Belo Horizonte, formó el equipo con Cavallero en el arco; Quiroga, Samuel y Heinze, integrando la línea de tres; y como compañeros de Mascherano jugaron Zanetti por derecha y Sorín por izquierda; Aimar actuó como enlace, y los delanteros fueron Rosales, Crespo y «Kily» González.

Sin embargo, es casi seguro que en lugar de Rosales actúe César Delgado, que recién ayer se sumó al plantel, procedente de México, e hizo tareas regenerativas.

Bielsa señaló ayer, forzado por las circunstancias y la presión, una postura optimista, tal vez más apropiada a sus detractores que a su propio pensamiento. Sostuvo que ante Brasil, «hay que ganar sin importar como se juegue, porque eso es lo que demanda la gente», admitió, como una suerte de confesión, el entrenador argentino.

Continuando con este cambio de posición, en lo que respecta a su conflictiva relación con el público, aceptó que «hoy por hoy lo único que le sirve al seleccionado argentino es salir campeón del mundo. De lograrlo, seguramente yo sería menos atacado, aunque no creo que ni así me gane el reconocimiento de la gente».


Dejá tu comentario