Dirigentes trabajan a contra reloj para levantar el paro y que vuelva el fútbol

Deportes

Tras el papelón expuesto entre viernes y sábado de la semana pasada con los vaivenes para el regreso del fútbol, la dirigencia de AFA inició la semana con el desafío de destrabar el conflicto con Agremiados, para lograr que la pelota vuelva a rodar en todas las categorías.

Mientras las desprolijidades siguen a flor de piel y con varios focos de conflicto abiertos la AFA le depositó a los clubes de Primera División los 350 millones de pesos que ingresaron por la rescisión del contrato de "Fútbol para Todos" más 40 millones de pesos del sponsor del torneo.

Por eso confía en que se solucionen las cosas, luego de una semana sin acuerdo con el gremio de futbolistas, y bajo la amenaza de volver a jugar con juveniles, algo que este fin de semana no se concretó. "Con o sin profesionales, el fútbol arranca si o si el próximo fin de semana", afirmó el presidente de Lanús, Nicolás Russo.

Por su parte, Sergio Marchi, secretario general de Agremiados, aseguró que si el dinero no va directo a la cuenta de los jugadores continuarán con la medida de fuerza sin acatar la conciliación obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo. Además, adelantó que esa cifra no es suficiente para cubrir la deuda que se mantiene con ellos.

Con este panorama, este martes será clave para determinar si se jugará la próxima semana, o si continúa la espera del fútbol local, ya que los equipos argentinos continuarán jugando en el plano internacional por Copa Libertadores de América.

Por ahora, ni un paso atrás.

El Secretario General de Futbolistas Argentinos Agremiados (FAA), Sergio Marchi, confirmó que el gremio mantiene el cese de actividades, aunque reconoció que parte de los clubes saldaron las deudas con los jugadores.

Marchi estuvo reunido con los capitanes de los equipos de Primera División y del Ascenso, pero solamente se hizo de manera "informativa", y no se resolvió nada a futuro.

"Depende de la dirigencia y de que puedan cobrar los muchachos", expresó Marchi en la puerta de la sede de Agremiados en el barrio de Balvanera.

El gremialista, exjugador de San Lorenzo y Gimnasia y Esgrima La Plata, explicó que mañana se realizará una nueva reunión para saber "fehacientemente" la cantidad de dinero que ingresó y si los clubes depositaron ese valor a los jugadores.

Marchi expresó que "el dinero es insuficiente porque algunos clubes tienen deudas superiores al dinero que van a recibir", tras la reunión en la que tomaron parte gran cantidad de jugadores de equipos de Primera División.

Entre los participantes estuvieron Agustín Orión (Racing), Pablo Pérez (Boca), Walter Erviti (Independiente), Jonathan Bottinelli (Arsenal), Leandro Desábato (Estudiantes), entre otros.

Uno de los clubes que sí le pudo pagar a sus jugadores con el dinero recibido por AFA este lunes fue Gimnasia y Esgrima La Plata y en ese sentido Marchi elogió a la dirigencia platense por la forma en que solucionaron la situación.

"El método adoptado por Gimnasia fue muy bueno. La verdad que no entiendo o sí las entiendo y me da mucha bronca y tristeza porque esta cuestión se podría haber evitado", indicó.

Marchi y la presión de los dirigentes.

Horas antes, Marchi responsabilizó a los dirigentes de los clubes por el hecho de que querían "presionar" para poder jugar con juveniles, algo que a su criterio es "de cobardes".

"Jugar con juveniles es de cobarde", lanzó Marchi, al llegar a la sede porteña del gremio de los futbolistas, donde se esperaba otra jornada de reuniones intensas.

"La época de las órdenes ya pasó, estamos en democracia. AFA debía ocuparse que los clubes cobren y puedan pagarle a los jugadores. Este no es un conflicto de intereses, acá se está reclamando la deuda y los sueldos", remarcó en declaraciones a TyC Sports.

Agremiados mantiene firme su postura pese a que el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria en el conflicto con la AFA, en virtud de las importantes deudas que los clubes de diferentes categorías mantienen con sus futbolistas.

Como respuesta a esto, el presidente de Racing, Víctor Blanco, recordó que el próximo miércoles habrá otra reunión de conciliación obligatoria en la cartera laboral, aunque aclaró que lo que decidió la dirigencia es "presentar los equipos el fin de semana que viene".

"No da para más, el fútbol argentino tiene que arrancar, no tiene que haber una posición rígida sino todo lo contrario. Ojalá se iluminen los que resuelven esto el miércoles, tanto de Agremiados como de la Comisión Normalizadora", sostuvo.

"La idea es que vayan los profesionales y si no se puede con alguna otra categoría", completó, a modo de adelanto, para cumplir la decisión que habían tomado para el fin de semana que pasó, pero que finalmente no se concretó.

Dejá tu comentario