Djokovic vuelve a pelear por el único M1000 que le falta, pero lo hará ante su peor rival

Deportes

El serbio le ganó en un gran partido al croata Cilic. Se medirá al suizo Federer, que llegó a su 150° final y quien lo derrotó en este certamen en tres definiciones.

El serbio Novak Djokovic deberá vencer el domingo al suizo Roger Federer si pretende saldar una cuenta pendiente que tiene en su carrera: ganar Cincinnati, el único Masters 1000 que no pudo conquistar hasta el momento.

Djokovic avanzó este sábado a la final al derrotar en un disputadísimo partido al croata Marin Cilic, mientras que Federer tuvo un panorama más sencillo ya que el belga David Goffin abandonó su partido por una molestia en el hombro cuando el suizo se imponía 7-6 (3) y 1-1.

En el primer turno, el serbio se sobrepuso a los errores no forzados no muy habituales que cometió para imponerse por 6-4, 3-6 y 6-3 en dos horas y 32 minutos de una batalla que resultó muy cambiante.

Parecía que Cilic, séptimo favorito del torneo, iba a ser el primero en lograr alguna ventaja, pero al campeón del US Open 2014 le costó cristalizar las oportunidades que generaba. Tanto que quebró sólo tres de las 12 ocasiones de las que dispuso.

Djokovic, por el contrario, mostró su conocida habilidad para escaparse de situaciones complicadas y aprovechó mejor sus posibilidades. Tanto que quebró una vez más que Cilic, pese a que dispuso de cuatro oportunidades menos que el croata.

Tras un primer set que el décimo favorito se llevó por su oportunismo, el croata pareció empezar a torcer el rumbo cuando se adelantó 5-1 en el segundo. Sin embargo, el campeón de 13 Grand Slam no se dio por vencido y recuperó un quiebre, aunque no le alcanzó para regresar en el set.

Igualmente, el mensaje estaba mandado, porque el ex número uno del mundo se mostró más agresivo para lograr un quiebre en el inicio del set decisivo. Cilic, no obstante, no se rindió y recuperó la desventaja para ponerse 3-3, hasta que "Nole" consiguió un nuevo quiebre que ya no desperdició: en su segundo match point resolvió el partido y el pasaje a la final.

Campeón de Wimbledon en su primer gran resultado desde la operación en el codo de 2017, Djokovic busca su primer título en el Masters 1000 estadounidense, donde jugó cinco finales pero nunca pudo levantar el trofeo. Es la única cuenta pendiente en su carrera, ya que ganó al menos una vez los cuatro Grand Slam, el Masters de final de temporada y los otros ocho Masters 1000 del calendario.

Para el número diez del ranking, que el lunes ya aparecerá séptimo y será sexto si gana el certamen, será la tercera final del año, tras el título de Wimbledon y la definición perdida ante Cilic en Queen's. Además, será su 101° final, con 69 trofeos.

Más tarde, Federer, número dos del mundo, se imponía por 7-6 (3) y 1-1 cuando Goffin no pudo concluir su turno de servicio por dolores en su hombro derecho. El belga, undécimo favorito, había sido atendido en la zona después de perder el tie break del set inicial y lucía muchos inconvenientes al momento de sacar.

El único parcial que se pudo jugar completo resultó muy parejo, sin posibilidades de quiebre hasta el duodécimo game, cuando Federer tuvo tres puntos de set sobre el servicio de Goffin, pero el belga los levantó para forzar el tie break.

Allí, el suizo aprovechó que su rival ya estaba con molestias para quedarse con el primer segmento en su cuarto set point.

Después de ser atendido, el número 11 del mundo intentó continuar pero sus inconvenientes para servir le impidieron seguir y decidió abandonar.

Con su victoria, Federer avanzó a la final 150 de su carrera, y el domingo ante Djokovic buscará su título 99, el octavo en el cemento de Cincinnati. En el torneo de Ohio, el suizo le ganó al serbio las definiciones de 2009, 2012 y 2015.

Además, el campeón de 20 Grand Slam irá por el cuarto título de la temporada, después de haber ganado el Abierto de Australia, Rotterdam y Stuttgart. También llegó a las finales de Indian Wells y Halle.

Ya jugaron 45 veces, con 23 triunfos de Djokovic y 22 de Federer. Esta final será el primer enfrentamiento entre ambos desde enero de 2016, cuando el balcánico se impuso al helvético en la semifinal del Abierto de Australia.

Dejá tu comentario