Djokovic, el coronavirus y una tormenta inesperada para el regreso del tenis

Deportes

El serbio, quien dio positivo por Covid-19, quedó en el centro de la polémica por el Adria Tour, mini gira que generó ocho contagiados. El episodio impacta de lleno en la figura del número 1 del mundo y en el futuro inmediato del deporte de las raquetas.

El caso ya ronda el escándalo mundial incluso por fuera de los límites del tenis. El serbio Novak Djokovic dio positivo por coronavirus y, más allá del costo personal que deberá pagar por sus propios errores, se abren varios interrogantes de cara al futuro inmediato del deporte: ¿Volverán los circuitos?

Todo comenzó pocos días atrás cuando se supo que el número 1 del mundo había estado en contacto con el jugador de básquet Nikola Jankovic, quien algunas horas después del episodio confirmó que padecía Covid-19. Desde entonces surgieron todo tipo de especulaciones, hasta que este fin de semana comenzaron los anuncios de los contagiados.

El Adria Tour fue, en principio, una buena propuesta con tintes benéficos y calidad deportiva. Significaba ver a dos top ten como el austríaco Dominic Thiem (N°3) y el alemán Alexander Zverev (N°7), junto a estrellas rutilantes como el croata Marin Cilic, el serbio Viktor Troicki, el búlgaro Grigor Dimitrov, entre otros. La mini gira pasaría por diferentes puntos de los Balcanes, sitios donde generalmente el tenis de elite no arriba.

Sin embargo, todo implosionó por la falta de pericia de los mismos responsables. En plena pandemia de coronavirus, algunas medidas parecieron tomarse a la ligera, como la excesiva cantidad de público tanto en Belgrado como en Zadar -las únicas instancias que se llegaron a jugar-, gente sin barbijos y, según algunas versiones, carencias de productos desinfectantes.

The tournament that brings the tennis aces together - Adria Tour. 13th June - 5th July ⠀The best tennis player in the world, Novak Djokovic, is gathering together world class tennis players who will present themselves to the audience at the regional Adria Tour event!⠀Organised by Number 1 on the @atptour, Adria Tour will be held in cities across the Balkans, with thekick-off tournament to be organised in Belgrade.⠀Stay tuned.#AdriaTour⠀#NovakDjokovic #tennis #tennistournament #tennisplayers #Belgrade #atp #soon #NoleFam #TeamDjokovic

Que Djokovic fuera el organizador de este torneo lo responsabiliza tanto como a las autoridades sanitarias y gubernamentales que avalaron -o en todo caso, no sancionaron a posteriori- estos errores. Donde “Nole” es culpable sin compartir protagonismo es fuera de la cancha: recepciones en aeropuertos, fiestas en boliches, partidos de básquet y fútbol, fotos masivas y más.

¿Cuál será el precio que la figura del serbio deberá pagar? Ya tuvo un chispazo social hace algunas semanas cuando se pronunció en contra de aplicarse una eventual vacuna contra la misma enfermedad que hoy lo aqueja. El 10 de junio, los organizadores del US Open se reunieron con más de 400 tenistas y miembros de equipos para discutir cómo seguir, pero Djokovic, presidente del Consejo de Jugadores, estuvo ausente. Este martes comenzaron a surgir versiones de un pedido de renuncia a su cargo.

Quizás sólo pase como un problema más en la galaxia de inconvenientes que el tenis está sufriendo. Tal vez el mejor exponente de este deporte en el mundo pierda socios comerciales, justamente por sus erráticos comportamientos en momentos en que debía dar el ejemplo. Millones de chicos lo ven a diario y quieren ser como él; si había un día y una hora en la que tenía que ser un modelo a imitar eran estos, cuando miles y miles de personas tienen la incertidumbre de qué ocurrirá con su salud.

"Mis oraciones para todos los jugadores que contrajeron Covid-19. Pero no vuelvan a etiquetarme por cualquier cosa que yo haya hecho como 'irresponsable' o que hayan sido calificadas de 'estupidez'. Esto es el colmo", exclamó, enojado, en redes sociales Nick Kyrgios. Sindicado como uno de los “chicos malos” del circuito, la opinión del australiano dimensiona con contundencia el error del número 1 de la ATP.

Nole_reuters.JPG
Djokovic junto a varios jugadores del Adria Tour y una decena de chicos. De vincha negra, el búlgaro Dimitrov, quien dio positivo por coronavirus.

Djokovic junto a varios jugadores del Adria Tour y una decena de chicos. De vincha negra, el búlgaro Dimitrov, quien dio positivo por coronavirus.

Grigor Dimitrov y su coach Kristiian Groh; el croata Borna Coric; Viktor Troicki y su esposa Aleksandra -embarazada de ocho meses-; el propio Djokovic, junto a su mujer Jelena y su preparador físico, Marko Paniki, son hasta ahora las “víctimas” del Adria Tour. El actor serbio Milos Bikovic participó de una fiesta con los deportistas y también se infectó. La situación parece ser un iceberg, donde sólo se puede apreciar lo que se ve, pero lo invisible puede ser de una proporción aterradora.

Este escenario abre demasiado espacio para las dudas. El 3 de agosto será el puntapié inicial para los circuitos femeninos y dos semanas después volverán los varones. ¿Seguirá todo igual, con los Masters 1000, los Premier y los Grand Slams reprogramados para las próximas semanas? ¿Es viable el tenis en este contexto?

En nuestro país, el deporte de las raquetas está volviendo de a poco, pero profesores, entrenadores y otros trabajadores de AMBA reclaman el permiso ante la falta de ingresos. En todo el mundo, la justificación se remite a que es un deporte individual practicado con mucha distancia, pero a nivel profesional, la afluencia en aeropuertos, hoteles y ciudades lo hacen demasiado complejo y peligroso.

Embed

Después de un par de comunicados, Djokovic pidió disculpas por lo sucedido. “Nos equivocamos, era demasiado pronto para el Adria Tour”, admitió en redes sociales. Tal vez no sea sólo el momento, sino la totalidad de la situación: el coronavirus en sí, el distanciamiento que no existió, la falta de barbijos, el contacto estrecho.

Las próximas horas serán cruciales para el tenis. El daño ya está hecho por parte del Adria Tour, pero está probado que muchas veces el show debe continuar. Que una figura pública del calibre del serbio, amo y señor de su país, haya fallado así le puede costar caro tanto a él como al resto de su deporte.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario