22 de abril 2024 - 21:00

El futbolista que fue ídolo de San Lorenzo y ahora vive como piletero

El exjugador, que formó parte de un equipo histórico que salió campeón del fútbol argentino, vive en la actualidad una realidad alejada del verde césped. Conocé de quién se trata.

Plantel de San Lorenzo de 1995. Uno de ellos se alejó rotundamente de las canchas para ser piletero. 

Plantel de San Lorenzo de 1995. Uno de ellos se alejó rotundamente de las canchas para ser "piletero". 

Mario Rolando Escudero, más conocido como "Roly", experimentó una notable transición en su vida tras su carrera como futbolista profesional. De ser una figura destacada en el San Lorenzo del Bambino Veira, ahora se encuentra establecido como un respetado "piletero" en Capitán Sarmiento, una localidad de la Provincia de Buenos Aires.

Roly nació el 11 de octubre de 1972 en Bulnes, Córdoba; desde chico se había dado cuenta que su pasión era la pelota. Si bien, tiempo después se iba a transformar en defensor lateral, el Roly contó en una entrevista a Pasión Deportiva de Baradero que de chico se destacaba por ser un delantero goleador.

Una vez llegado a las inferiores de San Lorenzo, su posición en la cancha fue variando hasta llegar a ser un marcador lateral. Ahora bien: ¿te acordás por todos los clubes dónde estuvo el Roly?

Cómo fue la carrera futbolística de Roly Escudero

Luego de años de inferiores en " El Ciclón", Mario Rolando Escudero debutó en el fútbol profesional el 15 de septiembre de 1991 en un empate vs Argentinos Juniors. En sus primeros partidos en primera, el cordobés se destacaba por jugar de “3”, hasta que se consolidó jugando por la banda derecha con el pasar de los años.

Ya para 1993 era un titular indiscutible y en 1995 llegó un hito que lo marcó para el resto de su vida.

Después de 21 años sin ganar títulos, y de la mano del reconocido director técnico Héctor “Bambino” Veira, San Lorenzo salió campeón del Clausura cortando así su peor racha negativa en la historia. El nombre del Roly Escudero quedó grabado en la mente y gratitud de todos los hinchas del "Cuervo" ya que fue un engranaje fundamental en ese equipo que tenía como figuras a: Biaggio, Passet, Ruggeri, Galetto, Silas, entre otros.

Escudero en San Lorenzo

En 1998, Escudero jugó su último partido en San Lorenzo en lo que fue una victoria por 2-1 contra el eterno rival, Huracán de Parque Patricios.

A partir de ese entonces, el exlateral vistió las camisetas de Nueva Chicago (1998-2000) y Brown de Adrogué (2000-2004). Luego de haber estado 2 años sin equipo, y mientras hacía el curso de DT, un amigo de Roly le ofreció al exSan Lorenzo jugar en un equipo que disputaba el Torneo Argentino C. El club en cuestión era San Carlos y es proveniente de un pueblo de la Provincia de Buenos Aires llamado Capitán Sarmiento. Sin dudar, Escudero aceptó la oferta de su amigo para continuar su carrera allí.

Luego de estar 9 años en el club del ascenso argentino, en 2014, y a sus 43 años, Roly Escudero decidió colgar los botines.

Qué fue de la vida de Roly Escudero

En la tranquila localidad bonaerense que lo vio despedirse del fútbol profesional, el Roly decidió comenzar una nueva etapa en su vida. En un giro inesperado, el cordobés encontró su vocación en el mantenimiento de piletas, una actividad que inicialmente comenzó como una simple "changa", pero que eventualmente se convirtió en su profesión a tiempo completo.

Con el paso de los años, Escudero se consolidó como uno de los principales expertos en el cuidado de piletas en la zona. Con el tiempo, y gracias a la dedicación y profesionalismo, el Roly ganó una reputación a la altura de su trabajo. Desde la limpieza y el desagüe hasta el mantenimiento durante todo el año, el exfutbolista se convirtió en un referente en su campo, siendo solicitado por numerosos clientes en Capitán Sarmiento y sus alrededores.

Roly Escudero como piletero
Roly Escudero en su profesión

Roly Escudero en su profesión

Además de su trabajo como "piletero", Escudero incursionó en su pasión por la cocina, ofreciendo servicios de entrega de asado durante la temporada alta y participando en eventos locales como ferias y festivales gastronómicos. Su habilidad en la parrilla y su amor por la comida le permitieron ganarse el aprecio de la comunidad, mostrando una vez más su versatilidad y talento más allá del deporte.

La historia de Mario Rolando Escudero es un testimonio inspirador de adaptabilidad y perseverancia en la vida después del deporte. De ser campeón con San Lorenzo hasta su exitosa carrera como "piletero" y chef aficionado, Escudero ha demostrado que el éxito no está definido por los logros pasados, sino por la capacidad de reinventarse y encontrar nuevas pasiones en la vida.

Dejá tu comentario

Te puede interesar