El último calambre en París

Deportes

Guillermo Coria cumplía su sueño de 5 años: de campeón juvenil de tenis en 1999 a campeón a secas en 2004 en Roland Garros. Ganó 2 sets muy cómodo. Ganaba el tercero y terminaba. Pero se acalambró. Mala suerte. Ganó otro argentino, Gastón Gaudio, que recibió el trofeo de manos de Guillermo Vilas, campeón allí hace 27 años. Pese al resultado, Coria aún es el mejor tenista argentino.

En una final de gran emoción, a cinco sets, con acciones variadas y matices cambiantes, Gastón Gaudio se adjudicó el primer título de Grand Slam de su carrera al dar la gran sorpresa e imponerse en la final del Abierto de Francia ante Guillermo Coria, luego de salvar dos puntos de partido.

Gaudio superó a Coria,
tercer preclasificado, por 0-6, 3-6, 6-4, 6-1 y 8-6 sobre el polvo de ladrillo de Roland Garros, en la primera final de la historia disputada entre argentinos en uno de los cuatro torneos del Grand Slam. De esa forma, un tenista argentino conquistó por primera vez un título de Grand Slam desde el último de los cuatro que ganó Guillermo Vilas cuando en 1979 se impuso en el Abierto de Australia. Vilas había ganado la final de Roland Garros en 1977.

El partido tuvo un final electrizante, después que Coria se recuperara de molestias físicas ocasionadas por calambres y contara con dos match point. Sin embargo, Gaudio, que había perdido claramente los dos primeros sets, mantuvo la calma y se llevó el título.

Gaudio empezó nervioso el primer set, de un partido que duró 3 horas y 31 minutos.

Perdió su servicio en tres ocasiones otorgando en sólo 25 minutos el set por 6-0 a un Coria velocísimo y muy acertado en la definición. El segundo set tuvo un comienzo similar, con Coria dominando como al principio, y perdiendo el saque sólo en el octavo juego (5-3), pero terminó imponiéndose por 6-3.

El tercero fue más parejo, con puntos más largos, y Gaudio logró ganar el saque en el quinto juego, colocándose 3-2. Luego el juego continuó sin que ambos lograran sacarse ventaja, hasta que en 5-4, Gaudio volvió a quebrar para obtener el set por 6 a 4. En el cuarto set, Coria pidió asistencia al masajista cuando el marcador era 1-1. Indicó que era por causa de fuertes calambres, y volvió al court desconcentrado, lo que le valió perderlo por 6 a 1.

En el quinto, definitivo y largo set, ambos se quebraron de entrada, pero Coria se recuperó, repitió y llegó a ponerse 3-1 con su servicio. Después se quebraron el saque uno al otro hasta colocarse 6-6, pero Gaudio mantendría el suyo y quebraría el posterior para un 8-6 que marcó la explosión del estadio.

Dejá tu comentario