20 de diciembre 2000 - 00:00

En Racing no tienen paz

Cada día que pasa todo parece complicarse en la cambiante vida institucional de Racing. Mientras ayer socios y simpatizantes aún mantenían la postura de tomar la sede central del club, por otro lado avanzan -a paso firme-las negociaciones con la empresa Blanquiceleste SA, que ofrece asumir la gestión gerencial de la institución, situación que -no son pocos los que pronosticanque para concretarse es cuestión de esperar algunas horas. A pesar de la amenaza de tomar la sede, en la Comisaría 1ª de Avellaneda aseguran que no está previsto ningún operativo especial, salvo la recorrida normal que se hace diariamente por la zona.

Sin embargo, para prevenir incidentes en la sede todavía hay guardias de seguridad privada contratados por el club.

Manifiestan que, si se acepta próximamente el gerenciamiento con la empresa Blanquiceleste SA «o cualquier otra» apelarán ante la Cámara de Apelaciones de La Plata y --finalmente-en la misiva se denuncia que alrededor del proyectado gerenciamiento del club existen «sobornos», aunque no se nombra a ninguna persona o empresa involucrada en las presuntas coimas.

Mientras los socios hacen sus reclamos, por otro lado se sigue negociando con la gente de la Blanquiceleste SA, que encabeza el publicista Fernando Marín y es -por ahora-la única que puede gerenciar Racing, debido a que el proyecto presentado por Miguel D'Aquila (ex candidato a vicepresidente del club) ya fue descartado, según confirmaron ayer fuentes judiciales.

Dejá tu comentario

Te puede interesar