Estudiantes festejó por duplicado

Deportes

Estudiantes cerró el torneo Apertura con una victoria sobre Unión de Santa Fe por 2 a 0, en un partido desarrollado en el estadio Ciudad de La Plata y en el que los hinchas platenses aprovecharon para homenajear a su capitán y emblema, Juan Sebastián Verón, tras anunciar su continuidad por seis meses más.

Mauro Boselli, en el descuento de la etapa inicial, y Cristian Cellay, a los 77 minutos, anotaron los goles del equipo de Juan Manuel Azconzábal, quien (asegurada la presencia del capitán) gana boletos para quedar confirmado como técnico.

Con la victoria, Estudiantes, que arrancó el año como candidato a ganar todo y la pobre campaña le demandó cinco entrenadores (Alejandro Sabella, Luis Suárez, Eduardo Berizzo, Miguel Ángel Russo y ahora Azconzábal), quedó con 20 unidades y un encuentro por completar (0-1 con Banfield, suspendido a los 13 minutos por incidentes con los hinchas).

El conjunto santafesino, por su parte, concluyó el certamen con 25 puntos, el objetivo que se fijaron los dirigidos por Frank Kudelka para esta primera experiencia luego del ascenso desde el Nacional B.

Hasta hace una semana, o menos, el partido sería el último en la carrera de Verón. Pero, a pedido de sus compañeros y de los hinchas, lo que era despedida se convirtió en una fiesta diferente: "Voy a seguir seis meses más", anunció el experimentado mediocampista.

El cotillón previsto sirvió de igual modo (gorros de bruja, globos rojos y blancos, papelitos), lo mismo que el "Gracias" de las mil banderas que llevaron los hinchas al estadio platense.

En un marco imponente, la ovación fue conmovedora a la salida del equipo: Verón respondió entonces con un saludo tibio, como con miedo a que la emoción lo sacara del partido.

Después llegó el encuentro. Que, a juzgar por su pobre nivel, se mereció el poco interés que tenía más allá de Verón. Estudiantes lo tomó como el compromiso final de un campeonato olvidable; Unión, ya hecho, llegó con la idea tibia de rescatar algún punto.

Para que la fiesta fuera completa, Mauro Boselli y Cristian Cellay, uno en cada tiempo, le dieron el triunfo al local.

El estadio fue un único grito cuando Azconzábal decidió el cambio cantado: siete minutos antes del final entró Leandro Benítez y salió Verón. Pero Estudiantes, y además de la victoria, se fue con la alegría y la tranquilidad de que no fue su última vez.

Dejá tu comentario