Federer y Nadal definirán al campeón en Roland Garros

Deportes

Como si se tratara de seguir un guión al pie de la letra, los número uno y dos del tenis mundial, Roger Federer y Rafael Nadal, ganaron hoy sendas semifinales del Abierto de tenis de Francia y el domingo disputarán su segunda final consecutiva entre ambos.

Pero, más allá de sus esperados triunfos sobre Davydenko y Djokovic, lo más importante fue que en esta decimotercera jornada de un torneo que, salvo algunos chispazos, no brilló por su nivel, en el court central Philippe Chatrier se vieron casi 5 horas y media del mejor tenis.

A primera hora, Fed derrotó al ruso Nikolay Davydenko (N.4) en tres sets parejos, 7-5, 7-6 (7/5), 7-6 (9/7), demostrando una vez más que es un jugador de otra galaxia.

"Ha sido un partido estupendo para mí antes de la final. Siempre son pequeñas bolas las que al final marcan la diferencia", dijo el ganador al finalizar el duelo de más de tres horas en el court Philippe Chatrier.

Se trata de detalles nimios pero que no sólo deciden partidos sino que hacen la diferencia entre el helvético y el resto de los jugadores del circuito.

Davydenko comenzó más entonado y por momentos se pensó que podría dar la gran sorpresa de la instancia. Birló de entrada el servicio al suizo y éste levantó un break en 4-3 para darlo en 4-4, después cuando ya se vislumbraba un eventual primer tie-break, volvió a quebrar en 7-5 y se llevó la primera manga en 51 minutos.

Después de perder los dos primeros sets ajustadamente, el ruso llegó a estar 4-1 por delante en el tercero (siempre comenzó ganando). Pero, en un eterno game, sus faltas directas permitieron al suizo quebrarle el servicio en la sexta bola de break, antes de igualar 5-5 con su propio servicio.

Tras la remontada del número uno, cada uno ganó el juego con su saque y así llegó el tie-brek, que se saldó ajustadamente a favor del helvético.

"Estoy muy contento de volver a la final. Jugué muy bien, sobre todo en los momentos claves, cuando fue necesario. Fue un partido muy reñido. Una gran batalla. Al principio él fue tan sólido, increíble. Fue magnífico ganar el primer set", diría más tarde.

Completando la instancia, a segunda hora Nadal impuso su juego al serbio Novak Djokovic (N.6), ganándole en tres sets por 7-5, 6-4 y 6-2, y buscará su tercer Roland Garros consecutivo.

"Va a ser un gran partido, cuando se enfrentan el número uno y el número dos siempre es algo especial. El viene jugando bien, sólo ha perdido un set en todo el torneo, así que sólo jugando a mi mejor nivel voy a tener opciones de ganar porque Roger es el número uno. Lo daré todo para ganar", dijo Nadal.

El mallorquín, que de ganar igualaría al legendario tenista sueco Bjorn Borg con tres Roland Garros consecutivos, es el único que no ha cedido un solo set, y ésta fue su vigésima victoria seguida en un torneo en el que no conoce la derrota.

El partido empezó muy reñido, hasta que el zurdo balear, con una gran derecha, aprovechó su primera bola de break para ponerse 3-2 por delante. Djokovic, de 20 años, le quebró el servicio en el décimo game igualando a 5-5 un difícil set que Nadal, de 21, cerró en más de una hora de juego.

En el segundo, el español se hizo con el servicio del rival en el séptimo juego para ponerse por delante. Con 5-4 de ventaja, evitó con un ace los ataques de Djokovic, que le regaló la manga en el primer set-point.

Con todo a su favor, Nadal sacó en el tercero su mejor juego para robar dos servicios seguidos a Djokovic (4-0), que corría extenuado por toda la pista para alcanzar sus disparos imparables.

El serbio se acercó a 5-2 pero, en su saque, el mallorquín, tal cual un matador, sentenció el partido en la primera ocasión en sólo 34 minutos.

Dejá tu comentario