Hyundai no renueva y FIFA pierde a uno de sus principales sponsors

Deportes

Cuando finalice la cita ecuménica qatarí otros dos auspiciantes concluirán su unión comercial con el ente rector del fútbol mundia: Visa y Qatar Airways

En un momento clave para la industria del deporte, la FIFA pierde a uno de sus seis principales patrocinadores. Hyundai, el tercer sponsor más antiguo detrás de Coca-Cola y Adidas, decidió no renovar su contrato cuando concluya el Mundial de Qatar 2022. Tras la disputa de ese certamen otros dos de sus patrocinadores globales finalizarán su vínculo con el ente rector del fútbol mundial: Qatar Airways y Visa.

La decisión de Hyundai corresponde a un cambio en la estrategia de patrocinios de la empresa, que durante los últimos años tuvo una variación para personalizar más la experiencia en el sector del fútbol. El objetivo del fabricante surcoreano es, a partir de ahora, asociarse a cinco clubes premium en sus principales mercados, que coinciden con las grandes ligas europeas: Atlético de Madrid (LaLiga), Chelsea (Premier League), Roma (Serie A), Olympique de Lyon (Ligue-1) y Hertha Berlín (Bundesliga).

Este giro ya llevó a Hyundai a no renovar su acuerdo con la UEFA tras la Eurocopa de 2016 y, desde entonces, no sólo se ha concentrado en el fútbol, sino que ha entrado en los maratones, el Mundial de Superbikes y el de Rallys (WRC). La FIFA enfrentará el reto de reemplazar a una compañía que durante más de 20 años se había convertido en una de las marcas más reconocidas en el sector del fútbol.

La relación entre la marca automotriz y la entidad madre del fútbol mundial comenzó en 1999, cuando se firmó el primer acuerdo de patrocinio para trece competiciones, incluido el Mundial que se disputara en Corea del Sur y Japón en 2002. Tras una primera renovación para un ciclo de cuatro años (hasta el Mundial de Alemania en 2006), Hyundai y su afiliada Kia Motors dieron un paso más y entraron en el club de los seis.

El último acuerdo con Hyundai, firmado por un lapso de doce años (hasta 2022), incluye competiciones como los Mundiales masculino y femenino tanto profesionales como de categorías inferiores, el Mundial de beach soccer, el de fútbol sala y la Copa de las Confederaciones. Además, la empresa surcoreana fue la encargada de presentar el año pasado la inauguración del museo mundial del fútbol en París.

Estas empresas son las que aportan la mayor parte de los ingresos comerciales de la FIFA y las únicas con visibilidad en todos los torneos y actos del máximo ente del fútbol. En orden de importancia cuenta actualmente con Adidas, Coca-Cola, Wanda Group, Hyundai, Qatar Airways y Visa. Esta estructura comercial fue anunciada en 2013 para mejorar las oportunidades de negocio de la federación, aunque no entraría en vigor hasta 2018. Se trata de un modelo que está construido sobre tres pilares.

En el primero se encuentran los socios premium de la FIFA, que cubren seis categorías consideradas clave: vestimenta, bebidas, márketing/tecnología (antes de Wanda estaba Sony), automoción, métodos de pago y aerolíneas. Un segundo escalón dedicado íntegramente a los Mundiales, en el que hay de seis a ocho empresas. En el caso del Mundial de Qatar, solo hay tres confirmados: McDolands, Budweiser y Vivo. En un último nivel en el que se enmarcan diferentes compañías se encuentran las que tendrán visibilidad únicamente en su mercado doméstico.

Según el último informe presentado, correspondiente al ciclo 2014-2018, la FIFA obtuvo ingresos por 6.421 millones de dólares, un 28% más de lo previsto. Se trata de una cuantía similar a la que espera facturar para el período 2019-2022, en el que espera percibir 6.440 millones de dólares, de los que un 28% corresponden al márketing y los patrocinios (1.776 millones de dólares).

Al comando del suizo Giani Infantino, los ingresos comerciales de la FIFA comenzaron a repuntar. Qatar Airways relevó como aerolínea oficial a Emirates en el grupo de patrocinadores premium. Esta es la única vacante que suele quedar dentro del club de los seis, y la que más cambios presentó durante los últimos años. Normalmente estuvo sujeta a los ciclos mundialistas y, como en el caso de la compañía qatarí de aviación, coincide con el Mundial en su país.

Así comenzaron muchas empresas su relación comercial con la FIFA. Ese es el caso de Hyundai, que firmó su primer contrato en la antesala del evento de 2002 y durante más de dos décadas. Un caso similar podría pasar con Wanda Group, que en marzo de 2016, alcanzó un acuerdo hasta el Mundial de 2030, que aún no conoce sede.

En 2022 también finalizarán contrato Coca-Cola, cuya última renovación se produjo en 2006, y Visa, que amplió su alianza con la FIFA en 2014 y que relevó a MasterCard en 2007 como patrocinador exclusivo y, según indicaron entonces fuentes del sector, el acuerdo estaba valuado en 170 millones de dólares. Las únicas constantes en todo este proceso fueron Adidas y Coca-Cola.

La compañía alemana de equipamiento deportivo ha estado vinculada a la FIFA desde 1970 y su alianza se mantendrá, como mínimo, hasta 2030, tras firmar un acuerdo de renovación en 2013. Por el lado de Coca Cola, el primer acuerdo se firmó en 1998, sólo un año antes que el de Hyundai y, desde entonces, renovó una sola vez en 2006.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario