"Francia es favorita, pero nosotros podemos ganar"

Deportes

La Copa Davis 2013 arrancó con muchas cuestiones extratenísticas. Primero fue la renuncia de Juan Martín Del Potro a finales del año pasado. Luego llegó una seguidilla de lesiones que dificultó al capitán Martín Jaite conformar el equipo que finalmente venció a Alemania en febrero. Ahora llega Francia, potencia mundial y gran candidata a quedarse con el trofeo en un momento de resultados adversos para los tenistas argentinos.

No obstante, Jaite no pierde la fe y le expresó a ámbito.com sus esperanzas de meterse en semifinales. Sabe que la misión será difícil, aunque para él todo dependerá del rendimiento del equipo argentino.

Juan Mónaco, Horacio Zeballos, Carlos Berlocq y David Nalbandian fueron los elegidos para esta serie que se jugará del 5 al 7 de abril en el Mary Terán de Weiss del Parque Roca. La semana pasada fue el de Chascomús el que encendió las alarmas. "Berlocq está bien, se retiró en Miami más por precaución pensando en la Davis. Está en tratamiento, pero va a llegar bien", tranquilizó Jaite sobre la situación de quien probablemente sea el segundo singlista nacional.

Sobre este mismo punto, el entrenador argentino evaluó: "Cuando se acerca la Copa Davis casi siempre tienen algunas molestias. Como está hoy el circuito, los jugadores tienen muy poco descanso y no tienen tiempo de recuperarse de una temporada a la otra. Es normal que en los últimos años los jugadores padezcan lesiones en Australia o Miami, por la gran exigencia. No es que juegan más, sino que hay más desgaste".

Por el lado de Francia estarán Jo-Wilfried Tsonga (número 8 del mundo) y Richard Gasquet (número 10) en individuales, y Michael Llodra y Julien Benneteau forman uno de los mejores dobles del mundo. Además, vendrá como quinto jugador Gilles Simon.

"Lo que me preocupa de ellos es la cantidad y calidad de jugadores que tienen. Aparte es un equipo con mucha historia en Copa Davis. Les gusta jugar, se unen como grupo", analizó el exjugador. Además de estos cinco tenistas, quedaron afuera Gael Monfils y Jeremy Chardy, quienes no están en su mejor forma física.

Para el capitán argentino, el combinado nacional tendrá el plus de ser local, ya que los dos equipos tienen altos rendimientos sobre polvo de ladrillo, aunque "ellos tienen mejor ranking. Más allá del nivel de cada uno, la visión que tengo es que va a ser una serie cerrada. Ellos son favoritos, pero nosotros podemos ganarla".

En ese sentido, el análisis que expone Jaite es que esta serie "va a depender más de cómo estemos nosotros. Si el equipo rinde bien en los cinco puntos, podemos ganar, sino seguramente vamos a perder".

La distribución de jugadores, por el momento, será la misma que ante Alemania. Mónaco y Berlocq serán los singlistas ("Pico" es el 1 del país), mientras que Nalbandian y Zeballos jugarán el dobles, según adelantó el propio conductor argentino.

El futuro de Nalbandian, Schwank y Del Potro

Jaite estuvo la semana pasada en Miami observando a los cuatro argentinos. Una de las cuestiones principales de esta serie es el estado del cordobés: "David está pasando por los momentos previos al retiro. Tenísticamente está bien, y en lo físico funciona hasta que se queda sin nafta. Tiene que ver con el tiempo natural, pero está mucho mejor que con Alemania".

Con el regreso de Eduardo Schwank muy cerca, el exnúmero 10 del mundo reconoció que el santafesino "deberá ganarse de nuevo un lugar, ya que la pareja titular es Nalbandian-Zeballos".

Tanto los dos doblistas actuales como Schwank han tenido rendimientos satisfactorios en materia de Copa Davis. El nacido en Roldán, que está recuperándose de una artroscopía en su mano producto de una tendinitis, es la carta fuerte de Argentina en el dobles.

Al momento de designar la convocatoria, el capitán argentino prefiere que uno de los doblistas también pueda jugar en individuales y desempeñar la función de singlista suplente. Aunque Jaite también reconoce que quedan pocos especialistas en dobles: "Hoy no tenemos uno, y poco a poco van quedando menos. A nosotros nos pasa eso, tenemos cuatro buenos singlistas, con David más apuntando al dobles porque no es el de antes que podía soportar los tres puntos".

Siendo local y con la consecuente elección de la superficie, todavía las mayores posibilidades son para Francia. Muy distinto sería el reparto de opciones si estuviese presente Del Potro, número 7 del mundo.

En ese sentido, Jaite fue corto y conciso, sin temor a dar por cerrado el conflicto. "No hubo contactos últimamente, nos hemos focalizado en el grupo que vamos a tener en esta serie. Por el bien del equipo y el de él, es un tema que para nosotros está terminado. Sabe que puede volver cuando quiera. Nosotros no tenemos ningún problema con él".

Los entrenamientos de Argentina comenzarán este sábado en el Parque Roca. Si bien parece claro de entrada quiénes jugarán día por día, Jaite evaluará el estado y confianza de cada uno. La empresa será complicada, pero como viene demostrando, el capitán no pierde la fe.

Dejá tu comentario