Freno al negocio de la FIFA: sólo recaudará u$s6.440 millones hasta 2022

Deportes

El organismo que dirige el fútbol mundial actualizó el presupuesto que aprobó en 2018, recortando su previsión de ingresos en u$s 120 millones como consecuencia de la pandemia del Covid-19. Esta cifra supone una caída de 1,8%.

La pandemia del Covid-19 no solo puso en jaque las economías de los clubes de fútbol que tuvieron que ajustar sus presupuestos y están trabajando en recortes de personal, sino también la de la FIFA, quien también se vio obligada a revisar su presupuesto para 2019-2022.

El organismo regulador del fútbol mundial recortó en 120 millones de dólares su previsión de ingresos en ese ciclo, lo que supone una caída del 1,8%. La FIFA prevé facturar 6.440 millones de dólares en estos cuatro años, lo que supone un duro freno a su negocio.

En el ciclo 2015-2018 los ingresos del ente superaron las expectativas, registrando un 28% más de facturación respecto al presupuesto que aprobó el congreso del organismo en 2014. En total en ese ciclo se facturaron 6.421 millones de dólares, y para el ciclo 2019-2022 se ha presupuestado un incremento de sólo el 0,2%.

El Covid-19 causará estragos en 2020, un año en el que la FIFA espera facturar sólo 250 millones de dólares, pese a que presupuestó un desembolso de 1.044 millones de dólares, que se destinarán a cubrir los gastos de personal y de estructura, la inversión en las distintas federaciones nacionales y confederaciones para mitigar el impacto del coronavirus, así como los programas de desarrollo del fútbol femenino y de base, que incluye la realización de torneos.

Los 250 millones que espera facturar la el ente este año están sensiblemente por debajo de los 766 millones de dólares que facturó en 2019, cuando se organizó el Mundial femenino de fútbol en Francia.

Con vistas al año próximo, se presupuestó un ingreso de 742 millones de dólares, y no será hasta 2022 cuando se registre el mayor incremento de las ventas, que de cumplir las previsiones se situarán en 4.682 millones de dólares. Obviamente que el Mundial de Qatar 2022 es el salvavidas del organismo del fútbol mundial tras el Covid-19.

“Se espera que los ingresos se mantengan relativamente bajos por la recesión económica y los cambios en el calendario de partidos internacionales, pero con la mayoría de los derechos comerciales ya vendidos el impacto de la crisis del coronavirus en los ingresos de la FIFA será relativamente bajo”, señala el organismo en su presupuesto actualizado. De hecho, al 31 de mayo había firmado contratos que le permiten garantizar el 76% de su presupuesto para 2019-2022.

El punto más negativo de la pandemia en las cuentas de la FIFA está en los eventos internacionales que no puede orgnizar y que provocó “una caída en los fees que pagan las sedes para organizar competiciones y el riesgo de recesión económica”, afirma el organismo.

La entidad también confirmó que su beneficio para el ciclo 2019-2022 será de 100 millones de dólares, gracias a que en 2022, año del Mundial de Qatar, deberían compensarse los malos resultados de 2020 y 2021.

Sin ir más lejos, la FIFA espera un resultado negativo en 794 millones y 518 millones de dólares durante este año y el próximo, respectivamente. En 2019, el resultado el resultado en rojo fue de 280 millones, por lo que se juega la rentabilidad antes de intereses e impuestos en Qatar ’22, con la previsión de cerrar ese año con un beneficio operativo de 1.692 millones de dólares.

Los 6.440 millones de dólares en ingresos que presupuestó la FIFA surgen del 51% de la venta de los derechos audiovisuales, del 28% del área de márketing y comercial, del 9% de los derechos de licencia y del 8% que procederá de la venta de entradas y derechos de hospitality, como zonas VIP en los estadios, mientras que el 4% restante surgirá de otros ingresos, lo que incluye el alquiler de espacios y el museo, entre otros.

Del presupuesto actualizado de 742 millones de dólares para 2021, el 49% procederá de los derechos televisivos (365 millones de dólares); el 23% del patrocinio (174 millones); el 20% de los derechos de licencia (145 millones), y el 8% restante de otros ingresos (58 millones de dólares).

Durante 2021 se disputarán los torneos que se aplazaron en 2020, como el mundial de fútbol sala y el mundial femenino sub-17 y sub-20. Uno de los grandes eventos para el año próximo será el renovado Mundial de Clubes, que se celebrará en China, una nueva competición impulsada por la FIFA para dar un flujo a sus ingresos. De hecho, el organismo ha presupuesto 21 millones de dólares anuales para este certamen.

La FIFA presupuestó un gasto de 6.340 millones de dólares para organizar las distintas competiciones que tiene programadas entre 2019-2022, pero también para desarrollar el fútbol en otros territorios, mantener sus gastos de estructura y la inversión en márketing y audiovisual. De estas partidas, el 40% se invertirá en la celebración de eventos y torneos, por el 36,7% que se destinará al programa de desarrollo y educación, que cubre desde la formación de los árbitros hasta la promoción del fútbol a través de las federaciones nacionales.

El Mundial de Qatar '22 copará el 64,2% del presupuesto total de la FIFA para torneos, con un total de 1.656 millones de dólares, por los 157 millones que recibió el Mundial femenino que se organizó en Francia. Los torneos juveniles recibirán 195 millones, y en total se destinará 179 millones de dólares a pagar las nóminas del personal que contrate la FIFA para organizar torneos y eventos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario