Ganaron Nueva Zelanda, Australia y Sudáfrica

Deportes

En los tres casos, los equipos del sur no llegaron a deslumbrar, pero se mostraron superiores en los momentos claves e hicieron valer su eficacia, cuando ya se ha entrado en el último años del próximo Mundial, programado en Nueva Zelanda en septiembre y octubre de 2011.

Los anfitriones de ese torneo, los All Blacks, consiguieron el triunfo más brillante del día, superando a los ingleses en Twickenham, en las afueras de Londres, por diez puntos de margen (26 a 16).

Nueva Zelanda se mostró superior ya desde los primeros minutos y en la primera parte dominó con un claro 17-3 al descanso, tras los tries de Hosea Gear (17) y de Kieran Read (21), pero los locales reaccionaron y mejoraron en la segunda parte.

El XV de la Rosa recortó diferencias con un try de Dylan Hartley, que acababa de entrar en juego.

Los ingleses, con más voluntad que posibilidades reales, trataron hasta el final de lograr una épica remontada, pero los All Blacks, muy bien en defensa, consiguieron mantener el control del choque, en gran parte por el trabajo de Dan Carter.

"Estoy feliz por nuestra victoria. En Twickenham, siempre hay que luchar para ganar. Hay pequeñas cosas que podemos mejorar, pero en términos globales ha sido un buen partido", dijo el entrenador de los kiwis, Graham Henry.

Nueva Zelanda se reencuentra así con la victoria tras haber visto la pasada semana, al caer con Australia (26-24), cómo se interrumpía su extraordinaria racha de quince victorias. Los ingleses siguen sin conseguir el ansiado triunfo sobre los neozelandeses, que se les escapa desde 2003.

El otro gran equipo de Oceanía, los australianos, salieron también victoriosos de Gran Bretaña, superando en Cardiff a los galeses por un resultado muy similar (25-16).

Gales resistió en la primera parte, pero los Wallabies se mostraron muy superiores en la segunda, con dos tries, por medio de Kurley Beale (48) y Ben Alexander (60).

El XV local pasó diez minutos en inferioridad numérica, tras la expulsión de Tom Shanklin (64) por un placaje sin balón sobre David Pocock, que se disponía a firmar otro try para los visitantes.

Australia terminó con las esperanzas de remontada de los locales con un try de Richie Rees al final, a falta de diez minutos para el desenlace del test match.

"Estoy muy contento por mi aportación al equipo. Robbie (Deans, el entrenador) me había confiado una tarea y estoy contento con lo que he hecho", comentó Beale.

Por su parte, Sudáfrica, con muchas bajas, sufrió al final, pero consiguió sumar su primera victoria ante Irlanda en seis años y la primera ante ellos como visitantes desde hace una década.

Los Springboks, que dominaban por 14 puntos (23-9) a un cuarto de hora para el final, sufrieron al final al ver cómo el XV local iba recortando distancias, guiado por Ronan OGara, pero sin poder darle la vuelta al final, cayendo por apenas dos puntos (23-21).

Dejá tu comentario