Iverson, en bancarrota y sin mansión

Deportes

Por problemas económicos, la exestrella de la NBA entrada en desgracia, Allen Iverson, perdió su lujosa mansión en Atlanta valuada en 4,5 millones de dólares. En mediod de una feroz batalla legal por el divorcio con su esposa Tawanna, un de los 5 mejores anotadores de la historia del básquet dilapidó u$s 154 millones en salarios y busca desesperadamente un club para comenzar a recaudar de nuevo.

Atrás quedó su brillante campaña con los Sixers en la temporada 2000-2001, y hoy vaga entre equipos de Europa y Puerto Rico buscando su lugar en el mundo. Con 37 años asegura que todavía tiene mucho que darle al básquet y que necesita trabajar.

Sus puertas en la NBA se cerraron en 2009 cuando luego de 3 partidos abandonó los Grizzlies por no soportar tener un rol secundario. Esa ruptura unilateral de contrato todavía está en la justicia y, seguramente, le costará muy cara al jugador. Después, Philadelphia 76ers le hizo contrato por todo lo que le dio al equipo hasta 2010, pero prácticamente no jugó y a final de la temporada lo dejaron libre.

La historia de Iverson se repite en varias estrellas del deporte mundial que acumulan varios millones en su carrera, y que luego de una vida de lujo y despilfarro terminan en la bancarrota por haber malgastado su dinero.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario