La Selección ganó ante un pálido Venezuela

Deportes

Argentina, sin sobrarle demasiado y con un golazo de Lionel Messi, superó hoy a Venezuela por 2-0 en el partido correspondiente a la segunda fecha de las eliminatorias sudamericanas con vistas al mundial de Sudáfrica 2010.

Los goles del equipo argentino fueron marcador por Gabriel Milito, de cabeza, a los 15 minutos y Messi, a los 43, ambos en la primera etapa.

Si bien Argentina trató de mantener el resultado, en medio de un calor por momentos soporífero, podría haber aumentado el tanteador, pero no estuvo preciso en la puntada final.

Con este resultado Argentina pasó a liderar, al menos hasta mañana, las posiciones con seis puntos, producto de dos triunfos en igual cantidad de presentaciones.

El próximo partido de Argentina será en noviembre próximo, cuando reciba a Bolivia por la tercera fecha, mientras que días más tarde visitará a Colombia, por la cuarta jornada.

La imagen de la selección argentina en el primer tiempo fue totalmente desdibujada y apenas salvada por los goles de Milito y Messi, éste último de magnífica factura.

Las variantes introducidas por Basile tuvieron diferente lectura, por un lado Nicolás Burdisso suplió al lesionado Gabriel Heinze, y por el otro Hugo Ibarra ingresó en la posición que ante Chile ocupó Javier Zanetti, quien a su vez se corrió al mediocampo, en reemplazo de Maximiliano Rodríguez.

Esto no modificó demasiado el panorama inicial con respecto a la presentación en el estadio Monumental, el pasado sábado, porque además Carlos Tevez y Messi estuvieron en la delantera.

Sin embargo, la intrascendencia mostrada por Juan Román Riquelme en esos minutos mermó bastante el rendimiento argentino, porque además ni Esteban Cambiasso, ni Javier Mascherano podían controlar el juego.

Giancarlo Maldonado tuvo la primera ocasión de la etapa inicial, pero su remate se fue muy desviado del arco defendido por Roberto Abbondanzieri.

Messi recibió una nueva falta por parte de la defensa venezolano, algo alejada del área, pero sin embargo Riquelme ejecutó un preciso centro para que Gabriel Milito ingrese solo en el área y abriera el marcador.

El gol fue la única diferencia existente entre el local y la visita, ya que luego la "vinotinto" comenzó a manejar el balón y complicó -en especial por el lado de Hugo Ibarra- a la defensa argentina.

En ese período del cotejo fue Martín Demichelis el que mostró mayor solidez, haciendo sencillo lo complicado, mientras que Tevez se mostró siempre como carta de ataque, aún a expensas de perder peso en el área.

La zurda de Juan Arango se asoció con Ricardo Páez y Seijas, para generar algo de fútbol para un Maldonado que intentó denodadamente superar a los firmes zagueros albicelestes.

Una gran escapada de Tevez por derecha terminó en un pase atrás para Messi, y la joya del Barcelona buscó su perfil y sacó un tremendo remate que se coló junto al palo derecho de Renny Vega, quien nada pudo hacer.

En el complemnto Richard Páez, entrenador local, apostó al adelantamiento de sus líneas, y al minuto de juego Abbondanzieri contuvo un remate de Arango, en inmejorable posición.

Sobre los 4 tuvo otra acción a favor el equipo local, pero el cabezazo de Maldonado se fue por encima del travesaño, luego de un centro de Arango.

El ingreso de Alejandro Guerra por Seijas le dio un poco más de profundidad al ataque venezolano, en especial por la derecha.

Argentina proponía el mismo libreto, aunque esperando lo que ofrecía el conjunto local, y dos errores de la defensa de Venezuela casi le dan la opción del tercer gol a Messi y Tevez, pero ninguno pudo definir bien.

A los 20 Abbondanzieri le tapó unn remate a Guerra, en una jugada que traía riesgo para la defensa argentina.

Pero los planes de Basile se modificaron una vez más, cuando Burdisso debió salir por un fuerte corte en la cabeza, y su lugar lo ocupó Daniel Díaz, mientras que Milito pasó a jugar en el lateral izquierdo.

Este cambio permitió que Argentina se adelantara un poco más en el terreno, aunque sin demasiado vuelo, porque Riquelme pareció notar el cansancio de haber jugado dos partidos en tan poco tiempo, luego de tres meses sin actividad.

Sobre los 35 Cambiasso pisó el área rival y su zurdazo, tras pegar en un defensor, rebotó en el poste izquierdo de Vega.

El ingreso de Germán Denis, el goleador de Independiente, por un extenuado Carlos Tevez, le permitió a Argentina tener a su favor varias chances que una y otra vez, dilapidó sin demasiadas explicaciones.

Sobre los 42 Denis combinó con Messi y el delantero del Barcelona fue generoso y cedió al goleador "rojo", quien no pudo conectar.

Argentina ganó casi sin sobrarle demasiado, pero regulando el ritmo del partido y mostró que cuando es atacada tiene una defensa que puede resolver las diferentes vicisitudes que se le plantean.

El arranque es prometedor y el equipo que pretende Basile se ve sólido, y los seis puntos conseguidos, para nada son casualidad.

Dejá tu comentario