El médico clínico acusado por la muerte de Maradona: "No cometí ningún delito"

Deportes

Apuntó contra los médicos tratantes. Asimismo contra la psiquiatra Agustina Cosachov y a Forlini como responsables de no permitirle revisar a Diego.

El médico clínico Pedro Di Spagna aseguró que no cometió delito al ser interrogado por la muerte de Diego Armando Maradona, al tiempo que culpó a la psiquiatra Agustina Cosachov y a una coordinadora médica por no haberle indicado que lo revisara una vez más luego de hacerlo días antes del fallecimiento del astro futbolístico.

Di Spagna estuvo con Maradona el 12 de noviembre de 2020 en el barrio privado San Andrés de Tigre para hacer una "interconsulta" y ante la Justicia detalló cómo lo vio, mientras que informó su estado actual, ya que "tenía sus médicos tratantes".

"El nexo entre los médicos tratantes, que yo no los conocía, la familia, el paciente Maradona y nosotros iba a ser la Dra. Forlini (coordinadora médica de la prepaga Swiss Medical)", señaló.

Di Spagna recordó que, tras la consulta, se le pidieron estudios de laboratorio, análisis de sangre, orina, electrocardiograma, radiografía de tórax y otros.

Luego relató que quiso volver a ver a Maradona el 19 de noviembre, ingresó al barrio cerrado pero el neurocirujano Leopoldo Luque salió de la propiedad y le dijo que el paciente no quería ser revisado, mientras que después Gianinna Maradona hizo lo propio al decirle que no lo habían podido convencer a su padre de recibirlo.

El médico les apuntó a la psiquiatra Agustina Cosachov y a Forlini como responsables de no permitirle revisar a Maradona.

En la indagatoria ante los fiscales de San Isidro, reprodujo un audio en el que Cosachov le indicó que no debía volver a verlo de inmediato, porque había una orden de la psiquiatra para darle tiempo de tranquilidad a Maradona y no molestarlo durante le fin de semana largo, el cual precedió a la muerte del 25 de noviembre.

"No fue la familia la que decidió que no fuéramos sino los médicos tratantes. Quedó bien claro en ese audio que el día anterior nos habían rebotado, es decir no tenía la voluntad de que se lo viera", apuntó Di Spagna.

Temas

Dejá tu comentario