NBA: San Antonio a un paso de un nuevo título

Deportes

San Antonio Spurs volvió a vencer anoche a Cleveland Cavaliers, ahora como visitante por 75-72, se colocó 3-0 en la serie final y quedó a sólo un triunfo de conquistar el título de la Liga Norteamericana de Básquetbol (NBA).

El conjunto texano, en el que el escolta argentino Emanuel Ginóbili jugó uno de sus peores partidos, se impuso con parciales de 18-16, 38-40, 50-55 y 72-75.

El cuarto encuentro, que puede marcar una nueva consagración de los Spurs, se jugará mañana, nuevamente en Cleveland.

Ginóbili terminó el juego con apenas tres puntos, producto de 0-4 en dobles, 0-3 en triples y 3-4 en libres.

Capturó cuatro rebotes defensivos, colocó cinco asistencias y perdió el balón en tres oportunidades.

Su compatriota Fabricio Oberto, en tanto, anotó 6 unidades (3-7 en dobles) y tomó también cuatro rebotes, uno ofensivo y tres defensivos.

El goleador de San Antonio fue el base francés Tony Parker con 17 puntos, mientras que le mayor encestador en Cleveland resultó el alero LeBron James con 25 tantos.

De todos modos, la figura del local fue el pivote lituano Zydrunas Ilgauskas, quien terminó el juego con 12 puntos y 18 recobres.

Como era lógico esperar y teniendo en cuenta que estaba obligado de un triunfo en su estadio, Cleveland fue más agresivo en la ofensiva durante el primer cuarto.

Sustentado en el rendimiento de sus aleros Drew Gooden y LeBron James, más el aporte del brasileño Varejao, el local se quedó con el primer segmento por apenas un doble de diferencia, aprovechando la ineficacia de dos pilares de San Antonio, el armador Tony Parker y el argentino Emanuel Ginóbili.

Sólo el trabajo ofensivo de Tim Duncan y el goleo de Bruce Bowen desde posiciones exteriores hicieron que los Spurs, pese a jugar muy por debajo de su nivel, se mantuvieran siempre cerca en el marcador.

En el segundo segmento, el local aumentó su intensidad en el juego y con una notable tarea del lituano Zydrunas Ilgauskas (8 puntos y 10 rebotes hasta ese momento) más aporte de LeBron James empezó a distanciarse en el marcador, hasta sacar la máxima diferencia (8 puntos 38-30 a los 9 minutos).

Sin embargo, James se fue a sentar al banco luego de haber cometido su tercera infracción y Cleveland sintió sobremanera su ausencia, al punto que San Antonio, que metió un parcial de 10-0 con un gran repunte de Parker, se fue al descanso largo ganando por 40-38.

Los triples de Bowen y Brent Barry le permitieron a la visita consolidar la diferencia en el tercer parcial, pese a los arrestos individuales de James, Ilgauskas -el mejor- y Gooden en los Cavaliers.

Ginóbili siguió sin aparecer (hasta ese momento 0-7 en tiros de campo), aunque cuando estuvo en cancha ayudó Bowen para tratar de neutralizar a James, la estrella de Cleveland.

En el último parcial, ambos equipos cometieron muchos errores en el traslado del balón, pero San Antonio sacó provecho de su mayor efectividad en los lanzamientos desde más alla de los 6,25 metros a través de Finley y Barry.

Con eso le alcanzó a la visita para obtener un ajustado pero sumamente importante triunfo, ya que quedó a las puertas de un nuevo título.

Dejá tu comentario