Palermo y Riquelme criticaron el presente de Boca

Deportes

Fuera de las canchas no tienen buena relación. Son jugadores con mucha trayectoria en el club de la ribera con varios título ganados conjuntamente pero a pesar de ello, ambos lideran bandos contrarios dentro del plantel.

Pero en esta oportunidad, el delantero Martín Palermo y el mediocampista Juan Román Riquelme coincidieron en las críticas sobre la situación actual que atraviesa su club. Boca no clasificó a ninguna copa y su situación en el Torneo Apertura no es buena.

Dolido por el presente de Boca, el goleador confió que está "sufriendo" e instó "a mandarle otro mensaje al hincha", incluso desde los puestos de mando.

"Sufro por cada partido que no se gana, por ver la tabla y comprobar que no estamos en la pelea", admitió el experimentado delantero.

Además, sostuvo que "malacostumbramos al hincha (a ganar) y también nos malacostumbramos nosotros".

"Todo esto no me permite jugar concentrado", aseveró Palermo, y añadió que "por este camino vamos a terminar mal". También afirmó que "hay que replantear las cosas, debe haber un corte pensando en el futuro. Y si digo todo lo que pienso seguramente se arma un quilombo más grande..."

El futbolista se quejó por la trascendencia mediática que se le dio a la presencia de un pastor evangelista en un entrenamiento, quien luego hizo declaraciones a varios medios.

"Nadie puede imaginar que esto pase en el Real Madrid, Barcelona o Juventus, por citar algunos casos...", sentenció en declaraciones radiales.

En ese aspecto, instó a la dirigencia a "reordenar todo esto" y se lamentó porque "entrenadores de la talla de Coco (Alfio) Basile o (Carlos) Ischia debieron irse antes, e incluso (Carlos) Bianchi, cuando volvió para ser manager".

Además, se refirió a la situación del actual director técnico Claudio Borghi y consideró que "no puede estar en duda después de cada partido. Evidentemente, no tiene tranquilidad para trabajar. Es necesario darle tiempo".

Por su parte, el enganche Juan Román Riquelme, fue muy duro con el presente de Boca, aunque aseguró que ganar el Superclásico el próximo fin de semana frente a River le dará tranquilidad al equipo.
Es el segundo año que nos quedamos afuera de las copas. No estamos haciendo bien las cosas afirmó el volante que remató: Hace tiempo que no venimos jugando como para pelear por el título", agregó.

Más allá del presente futbolístico del equipo, se mostró muy confiado para el duelo frente a River: El clásico es una fiesta única. La semana previa al último Superclásico en el Monumental también fue nerviosismo, y terminamos ganando con gol de Viatri.

Finalmente, demostró su tristeza por la salida de Ángel Cappa de River: Le hace bien al fútbol argentino, es una lastima que no siga.

Dejá tu comentario