Contrapunto entre Nación y Ciudad por el operativo de seguridad

Deportes

El ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro envió un mensaje al jefe de Gobierno porteño y su vicejefe: "Detengan esta locura". En respuesta Santilli aclaró que el operativo dependía de Nación.

La despedida de Diego Maradona lo logró evitar un nuevo cruce entre Nación y Ciudad por el operativo que seguridad que desbordó luego que se cerró la fila para despedir al astro en Casa Rosada.

El ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, envió este jueves un fuerte mensaje a la Ciudad de Buenos Aires para que "frenen ya esta locura que lleva adelante la Policía de la Ciudad", en los alrededores de la Casa Rosada y el microcentro porteño, durante el velatorio a Diego Maradona.

https://twitter.com/wadodecorrido/status/1332041690413223938

El tuit fue dirigido al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta y su vicejefe, Diego Santilli, a quienes les exigió "que frenen ya esta locura que lleva adelante la Policía de la Ciudad".

"Este homenaje popular no puede terminar en represión y corridas a quienes vienen a despedir a Maradona", continuó.

Horas después llegó la respuesta de Diego Santilli. “El Gobierno Nacional organizó la despedida del más grande de todos los tiempos”, lanzó y aclaró que el trabajo de la Policía Metropolitana “fue colaborar y trabajar en conjunto como siempre”. “No politicen uno de los días más tristes para los argentinos”, bramó.

https://twitter.com/diegosantilli/status/1332114276170035200

La imposibilidad de acceder a despedir al ídolo desató el enojo de los asistentes, que comenzó los enfrentamientos con la Policía en la intersección de Avenida de Mayo y 9 de Julio, donde hubo un intercambio de piedras con gases lacrimógenos y balas de goma.

En ese punto se montó un vallado con cordón policial para separar la fila, ya que quienes habían quedado entre esa esquina y la Rosada, podrían ingresar a la sede gubernamental en las dos horas que quedaban hasta la finalización de la ceremonia, prevista para las 16 según el pedido de la familia.

Sin embargo, con el pasar de los minutos ganó la impaciencia y en las inmediaciones de Plaza de Mayo comenzaron las corridas y los empujones.

La presión de la multitud venció una de las rejas de la entrada de Balcarce 50, lo que produjo un desborde y el avance sin control hacia el salón donde se realizaba el velatorio.

Con intrusos en los salones y el Patio de las Palmeras, se decidió retirar el féretro y resguardarlo en el Salón de los Pueblos Originarios, donde se recluyó la familia del "Diez" y continuó una despedida de manera íntima.

La desconcentración por avenida de Mayo tampoco estuvo exenta de incidentes. En varias calles del centro de Buenos Aires, la policía reprimió con balas de goma y gases lacrimógenos a grupos de hinchas que arrojaban botellas y piedras.

En diálogo con C5N, el diputado oficialista, Leopoldo Moreau, criticó ante las cámaras desde el centro porteño el accionar de la policía de la Ciudad.

Dejá tu comentario