Los dos equipos que piensa Gallardo para jugar los partidos de la Copa Libertadores

Deportes

El entrenador de River, Marcelo Gallardo, prepara dos equipos para jugar los tres partidos de la Copa Libertadores que el conjunto 'millonario' disputará entre el 17 y el 30 de septiembre en la reanudación del máximo torneo del fútbol sudamericano.

La falta de competencia, que ya lleva casi medio año; los rivales que ya vienen con partidos disputados y entrenamientos desde hace meses; y el poco tiempo disponible entre los encuentros, obliga a Gallardo a definir dos formaciones diferentes de cara a la reanudación de la Copa Libertadores para que haya recuperación física.

La idea en River es que para el primer partido ante San Pablo, en Brasil, juegue uno de los equipos y luego frente a Binacional, en Perú, y en la revancha con el equipo paulista cuando haya poco más de una semana de intervalo, se presenten otros titulares.

Si bien los futbolistas no han realizado trabajos formales con pelota en todo el campo de juego, en la mente del DT está la idea de armar grupos diferentes para tener tiempo de recuperación y para cuidar a los mejores jugadores de posibles lesiones.

Uno de los equipos formaría con Franco Armani; Jorge Moreira o Elías López, Paulo Díaz, Bruno Zuculini y Fabrizio Angileri; Jorge Carrascal, Santiago Sosa, Leonardo Ponzio y Cristian Ferreira; Julián Álvarez y Federico Girotti o Lucas Beltrán.

El otro equipo podría tener de nuevo a Armani: Rojas, Javier Pinola y Lucas Martínez Quarta; Gonzalo Montiel, Enzo Pérez, Ignacio Fernández y Milton Casco; Nicolás de la Cruz, Rafael Borré y Matías Suárez.

El primero de los equipos podría jugar ante San Pablo el partido más complejo, por rival y por ser el arranque tras medio año de inactividad. Y la segunda formación afrontaría los otros dos encuentros, ya con más tiempo de trabajo.

Para estos partidos, Gallardo no podrá contar con Lucas Pratto, quien llegaría con lo justo al tercer encuentro ya que sufrió esta semana una distensión muscular en el isquiotibial izquierdo que le demandará unos 20 días de recuperación.

El plan del viaje a Brasil incluye nuevos testeos la semana que viene antes de volar en chárter a San Pablo, adonde River llegará el miércoles 16, para regresar el mismo 17 a la noche tras el partido y realizar una burbuja sanitaria, ya que el 20 deben volar a Lima para jugar ante Binacional.

Tras el regreso a Buenos Aires, los jugadores tendrán una semana de descanso y reactivación física para enfrentar nuevamente a San Pablo el 30 de septiembre en el estadio de Independiente, ya que el Monumental estará en arreglos hasta fin de año.

Con estos tres partidos programados quedará casi definido el Grupo D, a falta de una fecha que recién se va a jugar el 20 de octubre con el encuentro ante la Liga de Quito en condición de local para River.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario