Copa Davis: inesperada caída de Schwartzman y Argentina empata con Bielorrusia

Deportes

El N°1 nacional perdió 6-4 y 6-3 ante el juvenil Ostapenkov. Luego, Pella vapuleó 6-1 y 6-2 a Arutiunian y puso el 1-1. El domingo se jugarán el doble y los singles invertidos.

Existe un axioma en el deporte que postula que los partidos no se ganan ni se pierden hasta que se juegan y terminan. Pueden existir inequidades entre dos rivales, pero, aun así, siempre hay lugar para la sorpresa y el heroísmo. Argentina tuvo un inesperado traspié ante Bielorrusia, con quien empata 1-1 por la reclasificación del Grupo Mundial I de la Copa Davis.

Los europeos llegaron con un equipo diezmado, con jugadores más allá del puesto 1000 o juniors. Precisamente, uno de ellos, Daniil Ostapenkov, disputó su segundo partido como profesional y vapuleó a un Diego Schwartzman desangelado y sin respuestas tenísticas.

Con 18 años y número 63 del ranking junior, Ostapenkov le ganó 6-4 y 6-3 al “Peque” en una de las peores derrotas que un top 15 haya recibido en la historia.

Al número 1 de Argentina le costó hacerle frente al constante bombardeo del juvenil bielorruso. Con el correr de los minutos, Schwartzman se enmarañó en su propia incertidumbre, y los pocos atisbos de recuperación quedaron solamente en intentos.

“Hice prácticamente todo mal, lo de hoy fue muy pobre" (Diego Schwartzman) “Hice prácticamente todo mal, lo de hoy fue muy pobre" (Diego Schwartzman)

Ni siquiera las reacciones del público, que volvió a ver un partido de tenis luego de un año y medio, logró torcer el rumbo de la debacle. Ostapenkov, el juvenil desconocido de golpes potentes, hizo rememorar a la vieja Copa Davis, aquella en la que un actor inesperado se transformaba en protagonista y el tenista de renombre terminaba en deuda.

Durante la semana, tanto el equipo argentino como el capitán Gastón Gaudio reconocieron que sabían poco de sus rivales y que casi no existía material para observarlos.

“Hice prácticamente todo mal, en ningún momento le encontré la vuelta y cada vez fui jugando peor. Yo estaba en un día en el que nada iba a salir más allá de mi actitud”, reconoció Schwartzman luego de la derrota.

Apesadumbrado y con pocas certezas tenísticas, el número 15 del ranking generó un momento poco visto en el mundo del tenis: tras la victoria de Guido Pella y con el público aún presente, salió a entrenar junto a Camilo Ugo Carabelli, uno de los sparrings.

“No puedo buscar excusas porque no las hay. De un lado de la red las cosas salieron muy mal y del otro muy bien. Hay que asumir las cosas, si tuve un día malo, tuve un día malo”, indicó Schwartzman.

Ostapenkov llegó a esta serie con un solo partido como profesional, cuando cayó ante el alemán Dominik Koepfer en marzo de 2020. Tampoco tuvo hasta el momento una destacada labor en juniors: nunca ganó un título superior a un Grado 5.

https://graph.facebook.com/v8.0/instagram_oembed?url=https%3A%2F%2Fwww.instagram.com%2Fp%2FCT-Ax1WA6VY%2F&access_token=EAAGZAH4sEtVABABZCtFPZBk9AQLOalR7b9KcWiCOBTIQVvkJkWaoIXzCZAXQdOhkwEz21lkXEK1uG8UC2XF6ZCBvbtBkSMNWS2yx9JuCuVQxgpWZBDWlbRZA9QNY2GJVmVD1VdgORMv2fdbMKBsjchlUJZA96h6hcoNma8IFxlHgagZDZD
View this post on Instagram

A post shared by Davis Cup (@daviscup)

“Peque” evitó opinar del europeo ya que “es difícil analizarlo a él, porque no lo conozco. Sería imprudente decir si tuvo un buen partido o no”. “El viernes lo ví un rato entrenar y mostró algo de lo que hizo en el partido: un saque fuerte, impactos limpios”, relató sobre el hecho del fue testigo Ámbito durante la última jornada de prácticas.

En el cierre, Schwartzman fue tajante para describir su rendimiento: “Lo que hice fue muy pobre”.

Pella le puso tablas a la serie

Tras la derrota nunca imaginada, Pella saltó al estadio Guillermo Vilas para equilibrar la serie. Todo lo que se esperaba en el primer partido, ocurrió en el segundo punto.

El bahiense, salvo lapsos muy breves, arrolló a Erik Arutiunian (16 años, 36 del ranking junior) y se impuso 6-1 y 6-2 en poco más de una hora. La lógica diferencia de recorrido en el tour esta vez sí se hizo notar y el campeón de la Copa Davis en 2016 igualó la serie para los capitaneados por Gaudio.

Agresivo, con una impronta mucho más aguerrida, el número 2 de Argentina encendió a las tribunas, que lo vitorearon tras cada ida a la red, un smash o un winner de fondo.

“No sentía obligación, en el deporte se gana o se pierde y puede haber más o menos presión. Sentía la responsabilidad de conseguir el punto para irnos 1-1”, contó Pella luego de superar a Arutiunian.

https://twitter.com/CopaDavis/status/1439281460490473475

Sobre la caída de Schwartzman, el número 82 del ranking afirmó que “no hay que subestimar a nadie porque el tenis vive el mejor momento de su historia, por lo que cualquiera le puede ganar a cualquiera”.

“Esperábamos el nivel de Bielorrusia, a mí no me sorprendió. Fueron dos partidos muy difíciles. Pero seguimos siendo los favoritos”, cerró.

La Copa Davis sabe de golpes inesperados y este sábado, en el BALTC, se vivió uno de ellos. Argentina no contaba estar 1-1 ante Bielorrusia en el cierre de la primera jornada, pero todavía tiene la serie a su favor y el domingo, con el doble y los singles invertidos, intentará recuperar su lugar en el Grupo Mundial.

Dejá tu comentario