Economía

Dólar blue marcó nuevo máximo y la brecha se amplió a $4

Ante una mayor demanda por la cercanía de las elecciones y las restricciones impuestas, el billete paralelo escaló un 1,6%. La diferencia con el minorista se amplió así un 6,6%.

Presionado por una mayor demanda por cobertura en la recta final hacia las elecciones presidenciales, el dólar blue acentuó ayer su marcha alcista y saltó $1 para superar por primera vez al cierre los $64, en el marco de una plaza cambiaria oficial condicionada por restricciones impuestas desde principios del mes pasado por el Banco Central.

El billete paralelo escaló un 1,6% a $64,50, superando el récord intradiario de $64, anotado el 12 de agosto, día posterior a las PASO. “A medida que se acerquen las elecciones vamos a ver más presión sobre el dólar, por lo cual era previsible esta suba en la plaza informal”, describió una fuente del mercado.

Con la suba de ayer, la brecha del billete paralelo con el dólar oficial minorista se amplió y llegó casi $4 (+6,6%), la más importante en un mes, aunque aún muy lejos de los spreads registrados en épocas de cepo kirchnerista (en torno al 50%).

En las mesas, de todas maneras, remarcan que si bien “el blue parece haber despertado” en los últimas cuatro ruedas (acumula alza de $3,75 o un 4,4% en ese lapso), es probable que “siga rezagado con relación al dólar MEP o el CCL, hasta tanto no se profundice el cepo de u$s10.000 mensuales”. Una medida que fue descartada el martes por el ministro de Hacienda Hernán Lacunza.

En ese sentido, analistas del mercado consideran que “hoy por hoy ese límite da la posibilidad de seguir comprando en el oficial a mejor precio”. Es cierto también que, salvo en el Banco Nación, el resto de los bancos vienen subiendo la cotización del dólar, aunque en menor medida que el paralelo.

Por su parte, en el mercado oficial, el dólar subió 10 centavos a $60,53 y anotó su séptimo avance en fila, en una rueda en la que el Banco Central intervino desde temprano con ventas de reservas para aumentar una oferta privada muy débil.

En el Banco Nación, el billete verde se vendió a $59,50, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $59,45. Asimismo, el mayorista avanzó siete centavos a $58,34. “La intensa actividad oficial sirvió para abastecer los pedidos de compra formalizados, en un escenario de muy baja oferta genuina que transformó a la autoridad monetaria en el vendedor más importante de la fecha”, afirmó Gustavo Quintana, operador de PR Corredores de Cambio. Y agregó que “sin prisa pero sin pausa, el tipo de cambio fija pisos cada vez más altos de su cotización y se encamina a terminar octubre en un nivel muy próximo a los máximos anuales”.

El volumen operado en el segmento de contado fue de u$s434,6 millones, un 9% más que el martes.

En los mercados financieros, el dólar “contado con liqui” subió 66 centavos (1%) a $69,31. En consecuencia, la brecha con elmayorista se extendió al 18,8%. A su vez, el dólar MEP o Bolsa avanzó 84 centavos a $67,43, lo que implicó un spread de 16,6% frente al mayorista.

La tasa de referencia diaria de las Letras de Liquidez (Leliq) se ubicó en 68,002 por ciento, piso establecido por el BCRA para este mes.

En el mercado de dinero entre bancos, el call money operó al 60%. Mientras que en el ROFEX se operaron u$s247 millones, un 10 % más que el martes. “Los plazos más cortos concentraron el 60% de los negocios. En tanto, los meses de octubre y noviembre, terminaron operándose a $60,0950 y $64,455; con una tasa del 72,86% y 84,90%”, indicaron desde ABC Mercado de Cambios. Y agregaron que los plazos se mostraron mixtos, con pequeñas variaciones, menores al 0,2%.

Por último, las reservas del Banco Central bajaron ayer u$s119 millones hasta los 47.644 millones, por lo que en el mes caen u$s1.058 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario